All for Joomla All for Webmasters

En 2012, el país implementó un sistema de acceso meritocrático a la universidad. Lo hizo a través del Examen Nacional para la Educación Superior (ENES).

Desde entonces hasta la actualidad, 180.000 jóvenes que aprobaron el ENES no aceptaron su cupo en una universidad pública. Así lo informó René Ramírez, titular saliente de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Una de las razones para que los bachilleres no opten por ingresar, a pesar de que se ganaron ese espacio, son sus expectativas. Según Ramírez, existen dificultades en cuanto a la orientación vocacional de los alumnos.

Del 100% de estudiantes que postulan, el 70% se inscriben en cinco opciones de diferentes áreas de conocimiento. Por ejemplo: cada uno escoge como primera opción medicina; como segunda, periodismo; y tercera, una ingeniería.

“Lo único que hacemos es distribuir los cupos en función de los espacios que cada universidad determina y el mérito del alumno”, indicó el funcionario.

Él agregó que el problema radica en que el alumno, a pesar de que libremente colocó su segunda opción de carrera, al momento de aceptar ese cupo se da cuenta de que no le gusta  esa profesión.

A los 180.000 estudiantes que no aceptaron su asignación se suman 148.000 cupos que las universidades ofertaron, pero que no fueron demandados por los postulantes.

El 16% de estos cupos corresponde a Ingeniería, Industria y Construcción; el 15% a Ciencias Sociales, Periodismo e Información; 10,45% a Agricultura, Silvicultura, Pesca y Veterinaria; 10,25% a Matemáticas y Estadística; y el 4% a Artes y Humanidades.

El saliente secretario de Educación Superior indicó que en el país no existe un déficit de cupos. Mientras que anualmente se registra una demanda de 250.000, las universidades públicas ofertan 156.000 espacios y los centros de educación superior privados y cofinanciados ofertan 95.000. Es decir, hay una oferta de 251.000 plazas para estudiar la universidad.

“Si existiera falta de asignaciones, no tendríamos cupos rechazados”, indicó.

Otro de los datos relevados fue que Ecuador registró un incremento de cuota. En 2012 fueron 119.000, mientras que en 2016 la cifra ascendió a 132.000.

Además, siete de cada 10 jóvenes que pusieron a prueba sus conocimientos (examen de ingreso a la universidad) obtuvieron un espacio.

Por ello, la tasa de matrícula de educación superior aumentó. En la actualidad es del 41%. Entre 2006 y 2015, la Senescyt registró 300.000 nuevos estudiantes en el sistema público de educación superior.

La oferta es determinada por las universidades

Ramírez indicó que es necesario contar con una oferta educativa  acorde con las necesidades del país. Indicó que es imposible que la Senescyt imponga algo a los centros. “Esa decisión es de la universidad. Es parte de su autonomía”.

Además, para este nuevo período académico, la política de cuotas en las instituciones pasará del 15% al  25%.

En la actualidad, 24.000 estudiantes iniciaron sus estudios en centros privados a través de la política de cuotas.

Eficiencia y democratización en la universidad

En términos generales, ocho de cada 10 ecuatorianos que ingresan a la universidad continúan sus estudios después del primer año. Antes la mitad desertaba en el primer año de estudios.

En el ámbito público la cifra es nueve de cada 10. ¿Cuál es el motivo? La existencia de un sistema de admisión y nivelación vigente. La estimación de la tasa de titulación de las promociones que accedieron a la universidad a través del actual sistema de méritos es del 60%.

El funcionario saliente de la Senescyt reconoció que, a pesar de que la democratización de la educación superior avanzó, la tasa de  titulación es un tema pendiente.

Por ello, se plantea que la titulación sea un indicador para medir el desempeño de las universidades. “La brecha  entre los que ingresan y salen sigue siendo amplia”.

La Senescyt lanzará una plataforma pública de nivelación

Con el objetivo de que los aspirantes a la universidad logren una mejor preparación para rendir el examen de admisión, la Senescyt creó una plataforma virtual gratuita llamada MOOC, la cual contiene 25 cursos online.

Está previsto que el portal empiece a funcionar en junio para las nuevas postulaciones. (I)

Los médicos accederán a 560 becas de posgrado 

La Secretaría de Educación Superior, Cien- cia, Tecnología e Innovación (Senescyt), el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y el Ministerio de Salud Pública anunciaron la apertura de 560 becas para la especialización de galenos.

La iniciativa tiene por objetivo fortalecer al personal médico nacional en las especialidades de cardiología, oncología, ginecología, pediatría, anestesiología y otras más.

Rina Pazos, subsecretaria general de Cien-cia, Tecnología e Innovación, aseguró que el proceso para que los profesionales acce-dan a estas becas dependerá de la univer-sidad a la que ellos postulen.

“La universidad seleccionará, de forma directa, a las personas admitidas. Luego esta lista pasará a una comisión interinstitucional de las entidades participantes para, finalmente, adjudicar la beca”.

La subvención cubre la totalidad de la matrícula y de la colegiatura por $ 24.800. También se concederá una pensión mensual de $ 1.118.

Por su parte, Verónica Espinosa, ministra de Salud, aseguró que la apertura de las becas de especialidades médicas obedece a la demanda actual del sistema.

Entre los centros de estudios superiores que formarán parte del proceso están la Universidad Central, de Guayaquil, de Cuenca, la Católica Santiago de Guayaquil, la de Especialidades Espíritu Santo, la San Francisco de Quito y la Católica del Ecuador. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/4/180-000-alumnos-aprobados-no-aceptaron-sus-cupos-universitarios

Comments

comments

Administrador web

adminweb

Comments are closed.