All for Joomla All for Webmasters

Ante  la detención de Alecksey M.,  exministro de Electricidad, y Marcelo E., quienes habrían recibido de la empresa brasileña Odebrecht $1’000.000 para agilizar el trámite del proyecto hidroeléctrico Toachi-Pilatón, el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, anunció ayer que coordinan una nueva reunión con los representantes de la constructora, en cuyo encuentro se buscará llegar a un acuerdo.

“Estamos preparando la posibilidad de sentarnos nuevamente a conversar con Odebrecht para ver si avanzamos o no en un acuerdo con ellos”, indicó el funcionario.

Chiriboga insistió en que el tema es “básico”, por lo que   “Odebrecht debe consentir y reconocer las leyes ecuatorianas y aceptar que, esas normas, en el caso de una cooperación eficaz, nos favorecerán en los procesos con las disposiciones legales y nada más que eso”.

Por el momento no hay más vinculados, precisó el fiscal, tras anticipar que esperarán que en los 90 días que dura la instrucción se “encuentren algunos elementos que puedan permitir la vinculación de otra persona”.

En esa línea, insistió, este proceso nació de la Asistencia Penal Internacional, que ya concluyó con España, en donde pidieron una declaración -con base de preguntas- a Rodrigo Tacla, que era abogado de Odebrecht. “Gracias a la información recabada por la Fiscalía y Asistencia Penal se procesó a Alecksey M. y Marcelo E.”.

Para avanzar en este proceso judicial, agregó que el trabajo continúa con el Principado de Andorra, “en donde obtenemos información de cuentas que podrían estar vinculadas al caso”.

La Fiscalía también cuenta con asistencia internacional con Suiza y Brasil. “Es un tema que permanentemente estamos en contacto”.

Adicionalmente, el fiscal general reiteró que “no hay supuestas listas” sobre el caso. Los hechos que se investigan son a partir del 25 de febrero de 2011, en ese entonces Alecksey M. no ejercía cargo público.

Los dos procesados fueron detenidos la noche del 21 de abril en Quito tras dos allanamientos. La audiencia de formulación de cargos se realizó la mañana del sábado 22 de abril en la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía, en el norte de Quito.

Las investigaciones del caso Odebrecht iniciaron el 22 de diciembre de 2016, al día siguiente que el Departamento de Justicia de Estados Unidos difundiera la información, sin dar nombres de las supuestas personas vinculadas.

El informe inicial del Departamento de Justicia reveló que, en el caso de Ecuador, la constructora brasileña pagó $ 33,5 millones en sobornos a funcionarios.

La Fiscalía inició un proceso penal contra Alecksey M. y Marcelo E., por su presunta participación en lavado de activos. La instrucción fiscal durará 90 días. En ese lapso se profundizarán las investigaciones.

La jueza Gloria Mayorga dictó prisión preventiva a Alecksey M. y a Marcelo E. arresto domiciliario por ser de la tercera edad. Los dos están prohibidos de enajenar sus bienes y sus valores de cuentas bancarias están retenidos.

El fiscal del caso, Wilson Toainga, presentó como principal elemento de convicción la versión de Rodrigo Tacla, exabogado de Odebrecht, obtenida mediante Asistencia Penal Internacional que España respondió a Ecuador el 5 de abril.

Tacla, en su declaración, señaló que la empresa brasileña habría entregado a Alecksey M. $ 1’000.000  para agilizar el trámite relacionado con la hidroeléctrica Toachi-Pilatón en su fase de ejecución.

El pago de esa cantidad se habría realizado mediante transferencia de la firma Klienfeld (offshore creada por Odebrecht para ejecutar los supuestos pagos) a la cuenta de Tokio Traders y esta a Percy Trading (empresas que serían de Marcelo E.)

Alecksey M. se habría beneficiado con $ 920.000 y Marcelo con

$ 80.000 en la cuenta que abrió en la banca privada de Andorra.

Con ese dinero, Alecksey compró maquinaria en EE.UU. y China para después venderla en Ecuador a la empresa Truenergy S.A.

En este caso, la Fiscalía también presentó el informe policial de la publicación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, emitido el 21 de diciembre de 2016 sobre la trama de corrupción de Odebrecht; así como, la documentación relacionada con el proyecto Toachi-Pilatón en la fase precontractual, contractual y de ejecución.

Este proyecto, de 254.40 MW de potencia, está ubicado en las provincias de Pichincha, Santo Domingo de los Tsáchilas y Cotopaxi, y hasta febrero de 2017 había avanzado el 94,59%. (I)

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/13/fiscalia-buscara-un-acuerdo-con-odebrecht

Comments

comments

Administrador web

adminweb

Comments are closed.