All for Joomla All for Webmasters

El 60% de los estudiantes de entre 11 y 18 años reporta haber sido víctima de algún acto violento, según el primer estudio desarrollado a nivel nacional en el sistema educativo.

La investigación efectuada en 2015 en 126 instituciones refleja que el sexo y la edad inciden en la expresión y magnitud que puede alcanzar el acoso escolar.

“Los hombres sufren más insultos y golpes, mientras que las mujeres padecen de más rumores o revelaciones de secretos y ciberacoso”, indica el informe que recogió las expresiones de estudiantes que residen en Quito, Guayaquil y Lago Agrio.

El análisis revela que el 23% de chicos afirmaron haber sufrido algún tipo de acoso y el 38% reconoció haber hostigado también a otros compañeros.

“El entorno educativo es el reflejo de la violencia de la sociedad en la que debemos incidir tanto educadores, como padres y autoridades para prevenir este tipo de hechos”, comentó Miguel Herrera, viceministro de Educación.

Precisamente para abordar este tipo de hechos, el Ministerio de Educación (MinEduc) implementó los departamentos de Consejería Estudiantil (DECE), en los que laboran 4.200 profesionales. De acuerdo con el análisis, estas dependencias son uno de los últimos lugares a los que acuden los estudiantes que sufren algún tipo de agresión.

Del 57,1% que denunció acoso por insultos, solo el 8% se lo comunicó a un integrante del DECE, mientras el 50% únicamente le contó a algún amigo.

El estudio indica también que aunque el acoso escolar ocurre con frecuencia durante las horas de clases, solo el 10,4% de los docentes ha presenciado insultos y el 15,7% fue testigo de golpes. Sin embargo, no hubo una intervención directa.

Por ello, la finlandesa Anna Vohlonen, oficial de educación de Unicef en el país, enfatizó en la necesidad de que el maestro tenga una formación integral inicial y continua, así como el fortalecimiento de la estrategias comunicacionales entre todos los partícipes de la educación  y sobre todo posicionar el liderazgo del rector como centro del accionar y ejemplo de la generación de un clima laboral adecuado.

Según la educadora, los datos reflejan un sexo femenino que sigue siendo vulnerable por causa de chismes o rumores y un patrón machista en el que ellos agreden y los que imponen la fuerza física.

Por ello cree que es necesario pensar en un nuevo liderazgo pedagógico y en la necesidad de empezar a medir el bienestar del estudiante.

“Es evidente que la violencia escolar tiene graves implicaciones  no solo en el aprendizaje cognitivo sino en habilidades para la vida como la capacidad para resolver conflictos”.

Al respecto, el estudio mostró que uno de cada 10 estudiantes que son acosados por difusión de rumores o secretos pensó en quitarse la vida. La cifra se eleva a 16% en el caso de las mujeres y disminuye a 7% cuando se trata de hombres.

El suicidio fue la cuarta causa de muerte entre los adolescentes del país, según el informe “Niñez y adolescencia desde la intergeneracionalidad” 2016. “Este aspecto es algo que hay que tomar muy en cuenta y desde todos los ámbitos porque es una alerta a futuras consecuencias”, puntualizó Fernando Sánchez, gerente de acción en Políticas Públicas de World Vision. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/4/uno-de-cada-5-estudiantes-ha-sufrido-de-acoso-escolar-en-ecuador

Comments

comments

Administrador web

adminweb

Comments are closed.