All for Joomla All for Webmasters

La temporada invernal empieza a sentirse con fuerza en varias provincias del país.

Un puente colapsado en la vía Guayaquil-Machala, deslaves en diferentes zonas de la sierra, alcantarillas desbordadas en Cuenca, hundimientos de la calzada en Napo y ríos fuera de su cauce son las primeras consecuencias de las lluvias.

En Quito y el puerto principal, si bien hubo chubascos en diferentes sectores, entre sábado y domingo, los organismos de socorro no reportaron desastres.

Producto de las intensas precipitaciones, a las 23:00 del sábado, el puente sobre el río Bonito, del cantón El Guabo, se hundió y dejó incomunicadas a las provincias de El Oro y Guayas.
La lluvia inició cerca de las 17:00 y duró hasta las 22:30, tiempo suficiente para que el cauce creciera y ocasionase daños en el viaducto. “Esta es la primera lluvia que soportamos en el año e inundó toda la casa. Notamos que hubo un hundimiento en la mitad de la estructura. Hubiera sido una desgracia ya que  un tráiler casi pasa por allí”, dijo Mayra Rodríguez, quien habita a pocos metros de la zona.

Cientos de viajeros hicieron transbordos y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas anunció la colocación de un puente bailey. El paso vehicular fue cerrado mientras que decenas de vehículos se aglomeraban para cruzar.

Al lugar llegaron las autoridades provinciales, quienes anunciaron el cierre definitivo del puente. La ministra Paola Carvajal arribó a las 04:00 de ayer para constatar la situación y dispuso que se suspenda el cobro del peaje, pues por la plataforma circulan 14 mil vehículos diariamente, según reportes del Peaje en Río Siete. Además es una de las vías que conecta directamente con el norte peruano. “Llevamos caminando 1 hora. Nadie nos ayuda y queremos llegar a Piura. Tenemos un vuelo para Lima”, dijo una turista Argentina que iba a Perú.

Carvajal explicó que el puente bailey llegará hoy y se estima que esté armado en aproximadamente 3 o 4 días. Mientras tanto, las autoridades analizan la posibilidad de habilitar una vía alterna para la circulación normal. “No descartamos declarar en emergencia la zona. Estamos ayudando con buses de la Policía para que los ciudadanos que lleguen de Guayaquil se trasladen a Machala”, dijo el gobernador de El Oro, Carlos Zambrano.

En el sector de Pagua, perteneciente al mismo cantón orense, se reportaron inundaciones. “Cientos de hectáreas de plantaciones están perdidas y aproximadamente 150 personas damnificadas”, afirmó.
Inundaciones y carros atrapados

Las lluvias, aunque en menor intensidad, continuaron ayer en Cuenca, tras el torrencial aguacero registrado el sábado en horas de la tarde que dejó varias viviendas inundadas, calles destruidas y serios congestionamientos vehiculares.

En la avenida 12 de Abril, frente a la Universidad de Cuenca, el asfalto cedió y se partió. Allí quedaron atrapados tres carros que luego fueron rescatados con la ayuda de los socorristas, trabajadores de la Municipalidad y ciudadanos.

“Fue una tormenta que nadie esperaba, pero hemos tomado todas las precauciones”, dijo la vicealcaldesa, Ruth Caldas, durante un recorrido por las zonas anegadas.

En el sector de El Arenal se formaron grandes lagunas, mientras en  la avenida Ordóñez Lasso, los habitantes luchaban para evitar que el fluido ingresara a los hogares. Tuvieron que llamar al Cuerpo de Bomberos para que los asista.

Galo Sánchez, funcionario de Gestión y Riesgos en el Austro, dijo que la situación se complicó con el taponamiento de sumideros y alcantarillas, debido a que los ciudadanos no los limpian en el verano. En Cañar, las lluvias también causaron inundaciones.

Diferentes barrios quedaron prácticamente bajo el agua y el río Bulubulu amenazaba con desbordarse.

Comments

comments

Administrador web

adminweb

No Comments