El 9 de enero del 2000, en cadena de radio y televisión el entonces presidente Jamil Mahuad anunciaba al país la implementación de la dolarización. Era el corolario de la peor crisis del país, desatada por la quiebra de una parte del sistema financiero privado que derivó en una incautación de depósitos y una economía que iba camino a la hiperinflación.

Con la quiebra de los bancos, originada en gran medida por una política neoliberal que restaba la capacidad de control estatal al sistema financiero y dio paso a los créditos vinculados, más de dos millones de ecuatorianos emigraron a Estados Unidos, España e Italia.

Según datos oficiales de la época, el 52,18% de la población estaba sumida en la pobreza y el 20,10% en la indigencia. Familias destruidas, suicidios, hambre y la acelerada depreciación de la moneda oficial, el Sucre, era el drama cotidiano de un país al borde del estallido social.

Analistas han coincidido en señalar que la dolarización ecuatoriana, implementada a un tipo de cambio de 25.000 sucres por cada dólar, favoreció a los grandes deudores de la banca y perjudicó a la clase trabajadora y jubilada. A los primeros, sus deudas en sucres casi desaparecieron en dólares, mientras que a los segundos su jubilación mensual quedó reducida a 4 dólares, lo que precarizó su nivel de vida.

La presión popular fue tal que doce días después de tomar la medida, el presidente Mahuad, de filas de la Democracia Popular, fue derrocado en medio de una revuelta popular que se tomó las calles de las principales ciudades del país.

Le correspondió a Gustavo Noboa, quien asumió la Presidencia, sentar las bases legales para la dolarización. El mandatario envió el proyecto de Ley para la Transformación Económica del Ecuador el 11 de febrero de 2000 al entonces Congreso Nacional que lo tramitó y se convirtió en Ley al publicarse en el Registro Oficial Nº 34 del 13 de marzo de ese año.

Desde entonces, los mandatarios que han estado en el poder han mantenido este sistema monetario. Aunque el presidente Rafael Correa ha expresado sus cuestionamientos a este mecanismo, también ha sido claro al señalar que lo mantendrá porque salir de la dolarización implicaría un caos para la economía nacional.

“Para un país en vías de desarrollo, el cuello de botella, el factor crucial, es su sector externo. Y el principal instrumento para controlar ese factor externo se llama tipo de cambio. Y ahí eso, ingenuamente, absurdamente, Ecuador renunció. Cometió un suicidio monetario”, declaró Correa, en una entrevista concedida en agosto pasado a medios internacionales.

No obstante, en ese mismo conversatorio el mandatario señaló que salir  de la dolarización “causaría un caos económico, social y político. Así que no nos queda más que sostener la dolarización pero estando muy conscientes de las restricciones. Es como pelear en el ring de la globalización con una camisa de fuerza”.

En efecto, desde el tercer trimestre de 2014 la moneda estadounidense se fortaleció con respecto al euro, el yen y otras divisas, lo que afectó las exportaciones ecuatorianas, debido a que los productos locales se hicieron más caros y se perdió competitividad en los mercados frente a otros productos de países vecinos como Colombia y Perú que más bien devaluaron su moneda.

El propio mandatario ha identificado a la apreciación del dólar y al hundimiento de los precios del petróleo como dos de los principales factores externos que han causado una desaceleración de la economía ecuatoriana.

El analista económico Juan Jaramillo, citado por el diario público El Telégrafo, considera que si bien este esquema ha mantenido la inflación baja en los últimos años, no es condición suficiente para generar competitividad y empleo. Y citó el caso de los vecinos países que han podido mantener un control de la economía con un adecuado manejo de su moneda.

Ante este escenario, todos los candidatos que aspiran a captar la presidencia de la República en las elecciones generales de febrero próximo se han manifestado a favor de mantener la dolarización.

El candidato oficialista Lenin Moreno ratificó su postura de mantener este sistema monetario al desmentir a sus oponentes, la socialcristiana Cynthia Viteri y al banquero Guillermo Lasso (este último que participó como ministro de Economía del gobierno de Jamil Mahuad), quienes recientemente sacaron de contexto unos pronunciamientos respecto del tema.

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente. http://www.andes.info.ec/es/noticias/hace-17-anos-impuso-dolarizacion-ecuador.html

Comments

comments

Administrador web

adminweb

Comments are closed.