All for Joomla All for Webmasters

Con la premisa de reconocer a ‘una sola China’ el gobierno de Panamá y el gobierno del gigante asiático formalizaron ayer sus relaciones diplomáticas, luego de que el país centroamericano rompiera todo vínculo con Taiwán.

El inicio oficial de relaciones entre ambos países se dio en medio de una corta ceremonia en Diaoyutai Guest House, en el centro de Pekín, en la que el canciller chino, Wang Yi y su homóloga y vicepresidenta panameña, Isabel de Saint Malo, firmaron un documento en el que Panamá reconoce que China es una sola en el mundo.

“A partir de este momento Panamá y China trabajaremos en la construcción de una agenda bilateral basada en la confianza y el respeto mutuo” expresó la funcionaria de Panamá y agregó que la apertura de relaciones diplomáticas responde a “una decisión estratégica” para el desarrollo de los dos países.

Añadió que a partir de hoy se trabajará en la implementación de acuerdos de cooperación en temas como turismo, comercio, agroindustria, cultura, educación, entre otros ámbitos que permitan “el desarrollo marítimo y el incremento de inversiones”.

El canciller chino, Wang Yi, manifestó que el intercambio diplomático y comercial con Panamá se dará en el marco del “respeto a la soberanía e integridad territorial de cada nación”, y a la no intervención en asuntos internos de ambos países.

A la víspera del encuentro, Juan Carlos Varela, presidente de Panamá hizo el anuncio oficial por medio de un mensaje a la nación. Hasta la fecha Panamá mantenía relaciones diplomáticas con Taiwán y el vínculo con China únicamente se limitaba a aspectos comerciales, logrando así que en 2016, el gigante asiático transporte más de 30 millones de toneladas de carga por el canal.

Con esta decisión Panamá se suma a los 124 países que reconocen oficialmente a la República Popular China y aceptó que el actual “es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán forma parte inalienable del territorio chino”, por lo que se comprometió a “dejar toda relación o contacto oficial con aquella isla”.

Taiwán le responde a Panamá

Ante esto, el ministro de Exteriores de Taiwán, David Lee, precisó que ‘Panamá’ cedió ante Beijing debido a los beneficios económicos, hizo un giro diplomático de una manera muy desagradable y engañando al gobierno de la República de China (Taiwán) hasta el último minuto”.

Agregó que ellos también rompen sus lazos diplomáticos con Panamá para “salvaguardar” la “soberanía y la dignidad de la nación”. La República Popular China y Taiwán mantienen un conflicto por soberanía desde hace más de 60 años y a pesar de tener gobiernos separados, China califica a Taiwán como una provincia rebelde.

A decir de la canciller De Saint Malo, “Panamá se ha convertido en un puente para el mundo”, por ello es fundamental la apertura de relaciones diplomáticas con China, que es el segundo usuario del canal que atraviesa su territorio después de Estados Unidos.

Según el Director General del Departamento de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhu Quingqiao, la decisión tomada por Panamá lo llevaría a participar también de la iniciativa de Una Franja, Una Ruta, para promover el comercio y la cooperación Sur-Sur y agregó que esta apertura de relaciones es “un reflejo de la relación entre China y los países de América Latina y el Caribe”.

China apuesta en Latinoamérica

En su camino para consolidarse como la primera potencia mundial, China ha optado por establecer asociaciones integrales con los países de la región Latinoamericana y Caribeña que “se encuentran en etapas similares de desarrollo”, lo que permite compartir tareas y tener “compatibilidad económica”, así lo afirma el canciller Zhu Quingqiao.

En una entrevista exclusiva con periodistas latinoamericanos, el funcionario precisó que luego de elaborar diseños generales para las relaciones entre ambos bloques, se planteó la idea de “construir asociaciones integrales de beneficio recíproco y compartido con la región de América Latina”.

El gobierno chino aspira a que para el año 2019, las relaciones con América Latina en temas políticos, económicos, de comercio, cultura, turismo, educación, entre otros, estén completamente fortalecidas. Para ello se planteó un modelo de construcción en tres vías que apunten a la logística energética e informática, a mejorar la interacción entre empresas, sociedad y gobierno y la ampliación de los canales de financiación.

Desde finales de 2016, China estableció mecanismos más claros de cooperación, por ejemplo la Comisión Binacional Permanente que mantiene con Argentina, Brasil, México, Chile y Venezuela; en la que se aplican diálogos estratégicos y consultas comerciales, además de diálogos interparlamentarios.

En el caso de Ecuador, tras la visita ‘histórica’ de Xi Jinping, en noviembre de 2016, la relación se elevó a una asociación estratégica integral y a partir de ello se firmaron 11 acuerdos de cooperación entre ambos países: cuatro financieros, uno político, uno de comunicación, uno de cultura, uno de extradición, dos estratégicos productivos y uno de cooperación por el terremoto que azotó a Ecuador el 16A.

“El modelo de financiamiento del Ecuador y China solamente ha sido superado por Venezuela (por su producción de petróleo) y tenemos muchos proyectos de infraestructura en Ecuador como la construcción de hidroeléctricas, por ejemplo”, explicó el funcionario.

Según datos de la Dirección General para América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, la inversión que el país asiático realizó en Ecuador durante 2016 fue de $ 243 millones. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/9/panama-rompe-con-taiwan-y-establece-diplomacia-con-china

Comments

comments

Administrador web

adminweb

Comments are closed.