El martes 29 y miércoles 30 enero de 2019, el científico forense Philippe Charlier, especialista en el análisis de vestigios humanos antiguos y momias, realizará un análisis a la Momia de Guano.

El estudio se realizará en Quito, con el apoyo del equipo técnico del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC).

La momia fue descubierta en 1949 mientras se removían los escombros causados por el terremoto de Ambato. Es considerada como una de las más emblemáticas en la historia arqueológica del país.

Philippe Charlier, originario de Francia y director de investigaciones y de estudio del Museo Quai Branly (París), tiene a su haber investigaciones trascendentes como los restos de Adolf Hitler, en Moscú, estudios de los restos de Juana de Arco y la reconstitución del rostro de Maximilien Robespierre, entre otros.

El INPC informó que la momia será trasladada desde el Museo Municipal de Guano (provincia de Chimborazo) hasta la ciudad de Quito, en un operativo que tendrá un estricto protocolo de seguridad hasta las instalaciones de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), para garantizar las mejores condiciones de conservación de ese bien patrimonial del país.

María Patricia Ordóñez, curadora de la Casa del Alabado y catedrática de la USFQ, añadió que se efectuará un operativo para garantizar de que los restos se conserven.

El INPC informó que Charlier anunció que se realizarán, entre otras investigaciones, exámenes que incluyen un escáner médico , muestras de cabello para un análisis toxicológico y eventualmente genético; exámenes binoculares de piel, cabello/vellos.

En un primer instante, la Momia de Guano será trasladada a la USFQ, entidad que facilitará sus instalaciones para que el científico forense realice varios análisis, especialmente de tomografía.

Francia y Ecuador se unen para analizar a la Momia de Guano

Para ello, ayer domingo 27 de enero, técnicos del INPC embalaron los restos acorde con protocolos de seguridad. Este proceso se cumplió con apoyo del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), en un vehículo especial para mantener la temperatura que preserve esa figura.

El 30 de enero de 2018, se realizarán más estudios en las instalaciones del Laboratorio de Investigación del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, que cuenta con equipamiento de punta. Philippe Charlier tendrá toda la colaboración del personal de esta entidad, especializada en la investigación y control técnico del Patrimonio Cultural del Ecuador.

La historia

La Momia de Guano corresponde a restos del franciscano español Fray Lázaro de Santofimia (siglo XVI), hallados en el antiguo convento de la Asunción, por su estado natural de momificación, se convirtió en el primer cadáver en su tipo. “Tras su muerte a los 55 o 60 años, fue enterrado dentro de los muros de la iglesia, restos que quedaron momificados por procesos naturales, en lo que probablemente era una tradición local, lo que permitió a Fray Lázaro cuidar de su iglesia después de su muerte”, reseña un estudio realizado por el INPC.

Un encuentro

En el marco de su visita al Ecuador, Phillipe Charlier acordará la firma de un convenio de cooperación técnica entre el museo del Quai Branly, el Ministerio de Cultura y Patrimonio y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, con el fin de iniciar una serie de investigaciones en el país, pues su interés es hacer estudios de varias momias del continente americano.

Philippe Charlier, llega al Ecuador gracias al apoyo de la Alianza Francesa, para participar en La Noche de las Ideas, un evento mundial para interactuar y reflexionar, revisando el pasado e imaginando futuros inéditos.

Además, del análisis a la Momia de Guano, el científico francés ofrecerá el 31 de enero de 2019, la conferencia magistral La muerte no es un final, medicina legal e historia; y será parte de la exposición visual de sus principales investigaciones: Cuando la Ciencia explora la Historia. (I)

[email protected]