Medicina estatal se almacenará en un solo espacio

El IESS prepara un plan para que la adquisición de medicinas sea más eficiente. También implementará una nueva estrategia para descongestionar sus hospitales.

En aproximadamente 15 días la red pública de salud definirá el nuevo modelo de gestión para la adquisición y distribución de medicamentos a nivel nacional.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) buscan solucionar los problemas de abastecimiento de medicinas e insumos.

Solo en el IESS se estima un ahorro potencial de $ 30 millones anuales, indicó Paúl Granda, presidente del consejo directivo.

La entidad gasta en medicamentos e insumos alrededor de $ 500 millones al año; cada unidad médica realiza las adquisiciones por su cuenta. Sin embargo, existen serios inconvenientes por ineficiencia, lo que perjudica a los usuarios.

Frente a eso, la propuesta incluye la implementación de un centro de acopio y distribución unificado. “Habrá la garantía de la provisión de medicamentos a un buen costo”, aseguró Granda y enfatizó que el nuevo proceso se diferenciará de la subasta inversa de medicinas.

En enero el funcionario hizo un diagnóstico de la situación del IESS y se detectaron irregularidades en la compra de medicinas valoradas en $ 400 millones.

El estado actual del Seguro Social, no solo en el ámbito financiero, preocupa. No obstante, Granda afirma que si se adoptan los correctivos necesarios este año, el panorama mejorará.

Por eso, otro de los frentes en donde se esperan cambios significativos será en los servicios médicos, particularmente en la atención de primer nivel.

Medicina estatal se almacenará en un solo espacio

Para los usuarios del Seguro no es una sorpresa encontrar congestión de pacientes en hospitales y centros médicos especializados.

Según datos de la entidad, el 80% de los casos corresponden a atenciones básicas, que deben ser procesadas en los dispensarios médicos y no en las grandes casas de salud.

Sin construir nuevas infraestructuras ni aumentar el presupuesto, el IESS promete reducir la carga de los hospitales, con la ampliación de la cobertura de los dispensarios.

Para ello se apoyará en los prestadores médicos externos, aquellos a los que la institución deriva pacientes que no avanza a atender por cuenta propia.

Son alrededor de 80 los prestadores que se sumarán a los 47 dispensarios básicos del Seguro General y 659 del Seguro Social Campesino (SSC).

La atención primaria se priorizará en el SSC, pues no cuenta con hospitales ni unidades especializadas.

La meta es dar un giro al agendamiento de citas, que depende de la disponibilidad en las unidades médicas y que puede demorar desde días hasta varios meses.

Pero primero la institución debe cerrar cuentas pendientes con 364 prestadores externos que, en algunos casos, datan del año 2011.

Desde entonces se arrastran deudas que a la fecha acumulan $ 900 millones. Granda se ha puesto como meta para este año reducir esas obligaciones, al menos, a la mitad ($ 450 millones).

Los pagos se efectúan a partir de auditorías en donde el Instituto verifica el cumplimiento y las condiciones de la atención médica brindadas por el prestador.

Con el nuevo plan las prestaciones externas aumentarán, pero a la par aliviarán el servicio en los hospitales.

Para garantizar que el trato a los usuarios sea el correcto y el IESS pague lo justo, y de forma inmediata, se creará un manual de procedimientos con rigurosos parámetros de calidad.

La expectativa es grande. Según cálculos de Granda no solo se agilitarán las citas médicas sino que habrá un ahorro de $ 200 millones, aproximadamente. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/4/medicina-estatal-almacenamiento-iess

[email protected]