Freddy Carrión se destacó desde niño en las aulas escolares. La Hora conversó con su familia en Loja.

En el entorno familiar del flamante defensor del Pueblo del Ecuador, el lojano Freddy Carrión Intriago, existe una profunda felicidad por lo que sucedió el último miércoles en la tarde. Ese día, con cinco votos a favor, el Consejo de Participación Ciudadana transitorio designó al profesional lojano como nuevo titular de la Defensoría del Pueblo.

La familia del nuevo defensor del Pueblo estuvo pendiente de principio a fin de la sesión donde se lo designó como nueva autoridad. Los padres y otros familiares de Carrión Intriago siguieron esa sesión por Internet.

Minutos después de la designación, el flamante Defensor del Pueblo se comunicó telefónicamente con su padre, Ángel Carrión Armijos, un abogado oriundo del cantón lojano Olmedo, para comentarle el logro. Su padre se mostró muy feliz por ello y ahora está seguro que desempeñará un buen trabajo al frente de la Defensoría del Pueblo.

Su entorno familiar

Freddy Carrión Intriago es el cuarto y último hijo del matrimonio entre Ángel Carrión Armijos y Eda Marlene Intriago, ciudadana oriunda de la provincia de Manabí.

La pareja se conoció en esa provincia de la Costa ecuatoriana, donde nació su primer hijo Ángel Oswaldo. Cuando él tenía menos de un año de edad es cuando la nueva familia decide establecerse en la ciudad de Loja. Aquí nacieron sus otros tres hijos: Alexandra, Edith María y Freddy. De ellos, solo Freddy se inclinó por la misma profesión de su padre: la de abogado.

Su madre cuenta que Freddy fue un alumno muy dedicado a sus estudios, que tenía sus amigos, con quienes jugaba luego de culminar las tareas escolares. “Nunca yo tuve que hablar con ningún profesor. Me felicitaban”, recuerda. “Eso para mí era un orgullo”, comenta, indicando que día y noche se dedicó al cuidado de sus hijos con la finalidad de que no les falte nada para que se conviertan en profesionales. Eso se logró, pues los cuatro hijos del matrimonio Carrión Intriago estudiaron y actualmente ostentan títulos profesionales.

Freddy hizo sus estudios primarios en la escuela La Salle, donde fue escolta. Los secundarios los realizó en el técnico Daniel Álvarez Burneo hasta tercer curso, y el bachillerato lo siguió en La Dolorosa. El cambiarse de plantel se dio porque el nuevo defensor del Pueblo quería estudiar la especialidad de Sociales.

Un momento difícil en la familia se dio cuando Freddy se separó de sus padres. Tras graduarse de bachiller, se enfocó en estudiar para abogado en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), en Quito. Su madre dice que esa decisión de viajar a seguir sus estudios universitarios en la capital de la República se debió a que Freddy quería sobresalir y convertirse en un gran profesional.

El viajar a Quito marcó definitivamente la vida de Freddy, porque se estableció ahí, donde se dedicó a ejercer su profesión y donde formó una familia. Pese a la distancia, él siempre está pendiente de sus familiares en Loja. Los llama todos los días y viene a esta ciudad en fechas especiales para compartir momentos de unión familiar.

Freddy es devoto de la Virgen del Cisne y entre una de sus próximas actividades, según su madre, está el venir a Loja en pocos días para ir a la Basílica de El Cisne para agradecerle a ‘la Churona’ por todo. (JGN)

EL DATO

Freddy es el único hijo del matrimonio Carrión Intriago que optó por la profesión de abogado. Su trabajo lo ha enmarcado en el área de los Derechos Humanos.

FUENTE: https://lahora.com.ec/loja/noticia/1102235732/el-nuevo-defensor-del-pueblo-muy-dedicado-a-sus-estudios

[email protected]