En la marcha por el Primero de Mayo se exigió cambios al Gobierno de Lenin Moreno.

La plaza de San Sebastián fue el punto de reunión. En ese histórico espacio lojano, miles de trabajadores se concentraron. Banderas, pancartas y hasta rótulos escritos en pedazos de cartón sirvieron como formas de expresarse, principalmente contra la política económica del régimen de Lenin Moreno.

Representantes de organizaciones sindicales y sociales, gremios, asociaciones, colectivos, grupos de mujeres, jubilados, entre otros, decidieron salir a las calles en el Día Internacional del Trabajo y fueron protagonistas de una multitudinaria marcha, que recorrió diversas calles de la ciudad, especialmente las céntricas.

Este recorrido fue vigilado de cerca por personal de la Policía Nacional y de la Intendencia de Policía de Loja, pero todo se cumplió con normalidad, aunque el tránsito se congestionó en varias intersecciones, conforme avanzaba la marcha.

Los agentes civiles de tránsito, asignados a esta concentración, tuvieron que redoblar esfuerzos para tratar de dar fluidez a los vehículos.

Una larga concentración de gente se formó en las calles lojanas, copando alrededor de seis cuadras. “Hay más gente que el año anterior”, expresó un obrero, mientras hacía flamear una bandera roja.

De igual forma los manifestantes elevaron diversas consignas en contra de las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), la explotación minera, de los despidos en el sector público; pero también se exigió trabajo para los sectores de personas con discapacidad, en el marco de la inclusión, así como el respeto a los derechos de las mujeres y se expresó el apoyo a un cambio de gobierno en Venezuela, entre otros.

El recorrido se desarrolló, desde San Sebastián, por las calles Bernardo Valdivieso, Azuay, avenida Universitaria, Colón, 18 de Noviembre, hasta retornar nuevamente al punto de inicio.

Lo que se viene

El dirigente Luis Rueda recalcó que esta marcha es el preámbulo de una huelga nacional e hizo un llamado a la unidad de todos para rechazar las políticas “neoliberales, entreguistas y fondomonetaristas” del actual gobierno.

El activista político Mijail Banda aseveró que el Día del Trabajo es la oportunidad para pedir que se incremente el porcentaje de personas con discapacidad en el sector público y privado, porque es un sector que también requiere un trabajo digno.

Estamos aquí para exigir que no se amplíen los años para la jubilación, ni se incremente los aportes”

Luis Rueda

Dirigente trabajadores

FUENTE: https://lahora.com.ec/loja/noticia/1102240451/el-descontento-de-trabajadores-lojanos-se-traslado-a-las-calles

[email protected]