All for Joomla All for Webmasters

El sector requiere de la implementación de una política pública para competir frente a los vehículos que ingresan mediante acuerdos comerciales y preferencias tributarias.

La participación de vehículos ensamblados en el país se redujo en 11,8 puntos porcentuales en 2017 en comparación con 2016.

Según la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae), la disminución es por la ausencia de una política pública integral que regule el sector y les permita competir con los vehículos que ingresan al mercado ecuatoriano con preferencias arancelarias desde diferentes países.

De 62.311 vehículos comercializados en 2016, las ventas de unidades ensambladas en Ecuador fueron 31.555, lo que representa el 50,7% de participación del mercado nacional.

Mientras que en 2017, de un total de 105.101 unidades vendidas, 40.843 fueron de la industria local, lo que refleja la reducción de 38,9% en la participación (ver infografía).

*Haga click en la imagen para ampliarla

Según David Molina, director ejecutivo de la Cinae, desde 2012 no ha existido un correcto impulso a la industria nacional que le permita ser competitiva frente a las unidades importadas con preferencias arancelarias.

Datos de la Asociación de Empresas Automotrices de Ecuador (Aeade) muestran que a un año de la vigencia del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) ingresaron a Ecuador tres marcas con 13 nuevos modelos ensamblados en Francia, Hungría, República Checa, Italia, Alemania, Reino Unido y Países Bajos. Asimismo, su participación en el mercado aumentó de 2% en 2016 a 4% el año pasado.

Los vehículos ensamblados en Colombia pasaron de 4.269 unidades vendidas en 2016, con una participación en el mercado de 6,9%, a 8.502 automotores comercializados el año pasado, con una participación de 8,1%.

“La industria nacional no se opone a estos acuerdos comerciales, al contrario, apoya todo proceso de integración cuyo balance sea positivo para el país. No obstante, es fundamental que la política pública esté alineada a esta realidad y genere instrumentos que permitan a la industria competir en igualdad de condiciones con los vehículos importados que entran sin aranceles o con tarifas preferenciales”, cuestionó el empresario automotriz.

Explicó que en 2012 el Comité de Comercio Exterior (Comex) aprobó una tabla arancelaria para que incentive la industria nacional a incorporar más componente local en el ensamblaje de vehículos, sin embargo esa medida nunca fue implementada porque el organismo “no encontró un mecanismo de aplicación. Pasaron cinco años en una discusión técnica sobre su aplicación”.

Una fórmula que impulsó desde entonces este sector industrial es que “a mayor integración de componente local, menor será el arancel por pagar, lo que significaría que las industrias que solicitan una reducción arancelaria, para poder competir, se la ganen en el mercado a través de un proceso de industrialización”.

Esta propuesta fue expuesta a la ministra de Industrias, Eva García, y al titular de Comercio Exterior, Pablo Campana, en el marco de las mesas de diálogo y se anunció aplicarla.

“Pero hasta la fecha no se ha dado la aprobación de la tabla arancelaria inversa al contenido local”, dijo Molina.

La industria solicitó al presidente Lenín Moreno una audiencia para exponer la situación del sector y las expectativas acerca de la aprobación de la política arancelaria, en la generación de empleos, inversiones, exportaciones y la sustitución de importaciones.

La Cinae considera que la aplicación de la tabla arancelaria podría generar en el sector la recuperación, al menos, de 2.000 empleos. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/4/autos-ensamblados-en-el-pais-pierden-competitividad

ferzhr@gmail.com

    Comments are closed.

    Compartir