All for Joomla All for Webmasters
January 17, 2018

Según una proyección de Radio Bío Bío, el expresidente alcanzaba un 54,8%, mientras que el candidato oficialista, Alejandro Guillier, obtenía un 45,2%. El futuro Presidente enfrentará a un Congreso sin mayoría.

En unas elecciones presidenciales, las más disputadas de los últimos 18 años, los votantes chilenos acudieron ayer a las urnas para elegir al sucesor de Michelle Bachelet, quien dejará La Moneda en marzo de 2018.

Al cierre de esta edición, en un resultado sorpresivo para muchos, debido a la importante diferencia de votos, el expresidente de centroderecha, Sebastián Piñera, se impuso ayer en la segunda vuelta presidencial en Chile.

Según una proyección de Radio Bío Bío, Piñera alcanzaba un 54,8%, mientras que el candidato oficialista, Alejandro Guillier, obtenía un 45,2%.

Tras la entrega de las primeras tendencias, en el comando de Piñera hubo festejos al darlo como ganador.

Las mesas cerraron a las 18:00 de Chile y poco después se conoció la primera proyección radial.

Minutos más tarde, el Servicio Electoral de Chile (Servel) dio a conocer el 9,5% de las mesas escrutadas, en las que Piñera lograba un 53% contra el 46% de su rival.

Después de que se dieran a conocer estos porcentajes, en Chile habían pocas dudas de que Piñera terminaría imponiéndose en las urnas.

En contraste, se conoció que Guillier se imponía en la votación de los chilenos residentes en el exterior, con un escrutinio del 47,5% de las 162 mesas constituidas. El aspirante oficialista obtuvo el 71,13 % de los votos, en tanto que Piñera alcanzó el 28,8%, según datos provisionales del Servicio Electoral.

La votación se dio en un ambiente de tranquilidad y acción cívica, sin mayores reportes sobre irregularidades o acciones violentas. Por la mañana, a diferencia de lo que ocurrió en la primera vuelta de noviembre, no se vio mucho movimiento en los centros de votación.

A primera hora de la mañana también sufragó la presidenta Bachelet, en una escuela en la comuna de La Reina en Santiago.

“Sabemos que puede haber un margen estrecho”, comentó tras emitir su voto. “Lo que corresponde es que hoy sea una jornada ejemplar, que la gente vaya a votar y que en el momento del conteo de votos haya tranquilidad, que demostremos lo democráticos que somos”, agregó la mandataria, quien tras sufragar acudió a un supermercado a comprar frutas y verduras para su almuerzo.

Desde 2012, el voto es voluntario en Chile, por lo que cada vez menos gente participa. En la primera vuelta de noviembre votaron 6,7 millones de chilenos de un total de 14 millones autorizados para sufragar, lo que representa una participación de un 46,7%. También por primera vez más de 30 mil chilenos en el extranjero participaban del balotaje.

Piñera, por su parte, también votó temprano, en el colegio República de Alemania, en el barrio de Las Condes.

Luego, en diálogo con la prensa llamó a la unidad. “Podemos tener diferencias y es bueno que así sea, pero eso no nos convierte en enemigos. Quiero saludar a Alejandro, le tengo aprecio, trabajamos juntos en el pasado. También espero que trabajemos juntos en el futuro”.

Guillier, que votó en el liceo Domingo Herrera Rivera en Antofagasta, se mostró optimista. “Vamos a ganar por una diferencia estrecha, pero clara”, dijo el candidato, que en un desayuno previo sufrió un incidente menor luego de que unas personas le lanzaran huevos.

Ambos candidatos representan dos modelos de sociedad completamente distintos. Mientras Piñera apuesta por el crecimiento económico, Guillier ha prometido continuar la obra de Bachelet y en especial sus programas sociales, además de la gratuidad en educación, pero dijo que si llega a La Moneda introducirá “elementos nuevos”.

Los analistas coinciden en que el nuevo presidente enfrentará un país sumamente polarizado y dividido en términos políticos, lo que no será fácil de sobrellevar.

De hecho, la excandidata del izquierdista Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien salió tercera en la primera vuelta con el 20% de los votos y que dijo que votará por Guillier, anunció ayer que será oposición gane quien gane. (I)

Autoridad ecuatoriana, observadora de elecciones

La vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, Ana Marcela Paredes, participó ayer como observadora internacional en la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Chile.

Dentro de la agenda de actividades como observadora internacional, Paredes se reunió con el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral, Patricio Santamaría Mutis, y con el presidente del Tribunal Calificador de Elecciones, Patricio Valdés Aldunate.

Paredes participó como observadora internacional en procesos en Bosnia y Herzegovina, como parte de la delegación de la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-WEB, por sus siglas en inglés), así como en las misiones electorales de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Bolivia, Guyana y Rusia, destaca la agencia EFE.

Además, como observadora para la democracia en la oficina del Instituto Internacional de la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA), en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, Estados Unidos.

Paredes sostiene que la observación internacional se ha constituido en un mecanismo auxiliar para asegurar la integridad de los comicios, indicó el CNE.

Y en ese marco, Ecuador se ha posicionado como un referente en el ámbito político electoral y el CNE ha fortalecido su accionar en el contexto internacional, eje estratégico de la institución, añadió. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/1/chile-eligio-a-sebastian-pinera-como-el-sucesor-de-michelle-bachelet

ferzhr@gmail.com

No Comments

Compartir
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com