All for Joomla All for Webmasters

El juez de la Unidad Judicial de Delitos Flagrantes de Loja, Trosky Alberto Rodríguez León, ordenó la prisión preventiva y dio paso a la instrucción fiscal en contra de Joe Michael B.G., por el asesinato de Jackeline Reinoso, de 22 años, y del hijo de la joven, Jonathan Ezequiel, de un año 8 meses.

El caso se trataría de un femicidio que ha estremecido a la población de Loja y al país. La mujer y el niño habían desaparecido la tarde del pasado martes 1 de mayo, según sus familiares y amigos.

Desde ese momento, empezó una búsqueda incesante de Jackeline Reinoso y la criatura e inmediatamente, los agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased) de Loja tomaron contacto con María Patiño, madre de la occisa y otros parientes.

Patiño contó a los agentes que el domingo 30 de abril se había comunicado con su hija por vía celular para invitarla a almorzar, pero ella no accedió porque estaba ocupada.

El martes la madre de la víctima volvió a llamarla para que no se olvide de llevar a la consulta con el pediatra a su nieto y el miércoles quiso repetir la comunicación, pero ya no le respondió.

Sin embargo, horas después, Patiño dijo a los investigadores de la Dinased que recibió la llamada de Joe Michael B.G., quien le aseguró que su hija se había marchado con el niño de la casa, tras una discusión.

El rastreo de la mujer y el pequeño no se detuvo, hasta que el viernes 4 de mayo la Policía encontró los restos desmembrados de Jackeline Reinoso en un saco de yute en la vía a Catamayo, barrio El Prado, a 20 minutos del centro de la ciudad de Loja, sector del parque eólico.

El cadáver de la mujer fue inmediatamente reconocido por sus parientes, quienes abogaban para que el niño sea encontrado con vida, pero no ocurrió aquello. El sábado 5 de mayo, un policía de tránsito que rondaba la vía Loja-Cuenca, encontró el cuerpo inerte del infante en una alcantarilla. Estaba dentro de un maletín azul, envuelto en una sábana celeste.

Todos estos hechos motivaron la detención para investigaciones de Joe Michael B.G., quien mantenía una relación marital con la mujer asesinada, y del padre de la criatura Manuel Eduardo C.A., quien en la audiencia fue puesto en libertad porque no se hallaron pruebas en su contra que lo relacionen con los crímenes.

Joe Michael B.G. fue trasladado al CRS de Loja y ahora se lo procesa por femicidio, según los cargos formulados por la Fiscalía.

La Mesa Interinstitucional de Género de la provincia de Loja, en un manifiesto, expresó su solidaridad con las familias de las víctimas y su rechazo “a la violencia machista que sigue cegando la vida de mujeres“. Autoridades, además, exigen “todo el peso de la ley” por este hecho.

En las redes sociales hay consternación e indignación por el desenlace de la madre y el niño. (I)


 

ferzhr@gmail.com

    Comments are closed.

    Compartir