All for Joomla All for Webmasters

Hoy la Fiscalía receptará declaraciones del sacerdote acusado de supuestas violaciones. En el Austro hay 140 denuncias por violencia sexual contra niños.

Un día antes de la marcha en contra de los abusos sexuales a menores en Cuenca, el monumento erigido al sacerdote César C., quien es acusado de supuestas violaciones, fue retirado de la sede de la Universidad Católica en Cuenca.

El monumento estaba ubicado en la parte frontal del edificio, al norte de la ciudad. En un inicio se habló de retirarlo para hacer mantenimiento, pero este martes 29 de mayo el rector de esta entidad educativa, Enrique Pozo, manifestó que tras las denuncias se dieron una serie de agresiones “de todo tipo” y que para precautelar la integridad de los estudiantes tuvo que ser retirada la estatua.

“Los temas institucionales son unos y los temas que le afectan al doctor César Cordero Moscoso son de índole personal”, indicó Pozo en declaraciones a la página RED Informativa.

Así luce el lugar donde se levantaba el monumento al sacerdote César C., acusado hoy por supuestas violaciones. El mismo fue retirado la tarde del lunes del paraninfo de la Universidad Católica.Así luce el lugar donde se levantaba el monumento al sacerdote César C., acusado hoy por supuestas violaciones. El mismo fue retirado la tarde del lunes del paraninfo de la Universidad Católica. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Mientras tanto, el martes 29 de mayo la marcha se realizó tal como estaba previsto. En la misma participaron niñas, niños y autoridades, entre ellas concejales de la ciudad.

La marcha arrancó desde el parque de San Blas y llegó hasta el Parque Calderón, al pie de la Gobernación del Azuay. “Queremos justicia”, “a romper el silencio”, “denunciar es prevenir”, decían los carteles que llevaban los manifestantes.

Pero también los gritos se hicieron presentes. “César, lobo con piel de cordero” gritaban los manifestantes que en número superior a los 1.500 recorrieron la calle Bolívar.

En medio de esta marcha apareció Marcelo Alvarado, quien dijo que no tenía por qué ocultar su nombre. Alvarado señala que él también fue violado y que ha tenido que “cargar una cruz por muchos años”.

“Ahora me siento mejor, después de hablar… fue un psicópata, un violador; la justicia no espera mucho”, indicó en referencia al cura.

El hombre manifestó que aún no ha puesto la denuncia en la Curia ni en la fiscalía, pero que en los próximos días lo hará.

Según Alvarado, el supuesto violador fue a su casa y habló con su madre para decirle que le iba a enseñar catecismo. “Me fui solo un día de vacaciones y allí cometió el hecho, pero me amenazó y dijo que iba a avisar a mi madre que yo era el culpable”. Eso fue hace 50 años.

De su lado Henry Calle, coordinador Zonal 6 de Educación, señaló que desde 2014 se han recibido 140 denuncias por violencia sexual en los establecimientos educativos de Azuay, Cañar y Morona Santiago.

Calle dijo que se han registrado 44 destituciones de profesores y que todos los casos están judicializados. “Algunos fueron archivados, pero se reabrieron y todos los casos están entregados a la fiscalía para el debido proceso”, indicó.

El funcionario agregó que seguirán receptando denuncias. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/12/cuenca-marcha-cura-sancion

ferzhr@gmail.com

    Comments are closed.

    Compartir