All for Joomla All for Webmasters

El Congreso debatió ayer la moción para deponer a Pedro Kuczynski, luego de que presentó sus descargos por acusaciones de corrupción.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, apeló ayer al antifujimorismo para evitar su destitución. “Estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales”, declaró el mandatario, quien pidió a los demás congresistas que no colaboren en el “golpe” del grupo del autócrata.

El Congreso de Perú, de mayoría opositora, a las 09:30 abrió el proceso de destitución de Kuczynski por sus vínculos con Odebrecht.

Solo se requerían 87 votos para destituirlo por “permanente incapacidad moral”, pero hasta el cierre de esta edición no se lograba una resolución.

“Vengo a enfrentar de pie y dando la cara a una acusación falsa y ominosa, movida por un deseo inconstitucional de apartarme del poder por la fuerza de sus votos. Vengo a demostrar mi inocencia”, sentenció Kuczynski.

Entre aplausos de sus 18 parlamentarios y el silencio de la enorme bancada fujimorista -71 de 130-, Kuczynski entró ayer en el Congreso para defenderse de las acusaciones.

De acuerdo con el diario El País de España, lo que le preocupa a Kuczynski es que si lo echan, ocuparía su puesto el vicepresidente, Martín Vizcarra, un hombre de su confianza, pero si él y la otra vicepresidenta, Mercedes Araoz, rechazaran esa plaza, como lo anunciaron, ocuparía el poder el presidente del Congreso, Luis Galarreta, hombre de Fujimori.

Esta es la razón por la que Kuczynski apela a la izquierda del Frente Amplio y algunos parlamentarios de centro, que son clave para obtener la cifra de 87 que necesita el fujimorismo.

Las manifestaciones a favor
En el marco de la votación, los intelectuales, analistas y periodistas más influyentes de Perú llamaron a los ciudadanos para evitar que Keiko Fujimori (líder del partido opositor y quien perdió los comicios de 2016) obtenga el poder.

En esta lista también participó Veronika Mendoza, líder de izquierda Frente Amplio, quien aunque es lejana al mandatario pidió a su lista que votaran por él con el único objetivo de frenar a la hija de Fujimori.

Frente Amplio es un partido clave en la balanza. Los 20 congresistas del grupo se dividieron en dos. Los fieles a Mendoza decidieron no apoyar la destitución de PPK. Mientras que entre los otros 10 hay dudas.

Por su parte, la congresista de Peruanos por el Kambio, Janet Sánchez, cuestiona la “rapidez” con la que se ha manejado el “juicio político” contra PPK. “El presidente no es corrupto, es un hombre honesto, si vamos a vacarlo por una omisión entonces los congresistas que han mentido en sus hojas de vida deben renunciar”.

“Al igual que en Brasil, no están formulando los cargos para limpiar la corrupción de Perú, están usando esas acusaciones para sacar a sus enemigos del poder”, analiza Jo-Marie Burt, una experta en ciencias políticas que estudia América Latina en la Universidad George Mason, en Virginia.

De acuerdo con el diario The New York Times, el caso del presidente Kuczynski pone de manifiesto un dilema que afecta a muchas investigaciones: cómo enjuiciar a los políticos en esos gobiernos que los funcionarios encargados de juzgarlos no siempre están exentos de acusaciones.

De alguna manera, Kuczynski se hace eco del de Dilma Rousseff, expresidenta de Brasil, que fue acusada en 2016 de manipular el presupuesto federal para ocultar los problemas económicos. En el momento de su juicio en el Congreso, muchos legisladores estaban bajo investigación. Sin embargo, su sucesor, Michel Temer, evitó por poco un juicio político por corrupción.

El diario The Washington Post expone en su editorial que el mandatario peruano “no ha demostrado ser culpable de ningún mal, aparte de engañar al público”.

El editorial del The Post coincide con The New York Times y es contundente al señalar que el escándalo es aprovechado por Keiko Fujimori, quien “ya orquestó” la destitución de tres ministros del gabinete y se dirige a algunos jueces de la Corte Suprema.

“Parece decidida a desmantelar el Gobierno pieza por pieza. Eso no es luchar contra la corrupción, es abuso de poder”, sentencia el rotativo. (I)

Los congresistas peruanos escuchan la intervención de Alberto Borea, abogado del presidente Pedro Pablo Kuczynski. Foto: AFP

Cronología
El presidente peruano ganó en 2016 los comicios a Keiko Fujimori. Kuczynski dice que la oposición no lo ha dejado gobernar.

27/marzo 2016
Una comisión del Congreso ordena levantar el secreto bancario a 400 personas, entre ellas Kuczynski, quien era candidato presidencial.

13/diciembre 2017
Odebrecht revela que pagó $ 782.207 a una empresa de Kuczynski por asesorías cuando era ministro de Toledo.

14/diciembre 2017
La oposición exige la renuncia de Kuczynski ante “pruebas concretas de actos de corrupción” y al día siguiente el Congreso inicia el proceso para destituirlo.

————————-

Gobierno niega informe favorable a Fujimori
El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Perú (MinjusDH) negó ayer que haya un informe médico favorable a la concesión de un indulto humanitario al expresidente encarcelado Alberto Fujimori (1990-2000), como informaron medios locales.

El MinjusDH remarcó en su cuenta en la red social Twitter que ese documento no pertenece a ninguna de las instancias oficiales del Gobierno, pero lo interpretaban como un intento de mostrar que hubiera una negociación entre el presidente Pedro Pablo Kuczynski y el fujimorismo. Lo que podría inclinar los 20 votos de la izquierda, que siempre han rechazado este indulto, ya que esto circuló justo en el momento de la votación.

De acuerdo con EFE, los medios locales informaron previamente que una junta médica recomendó al Gobierno que otorgara el indulto humanitario a Fujimori, quien cumple una condena de 25 años de cárcel desde 2009 por delitos de lesa humanidad.

Según el documento apócrifo, tres médicos recomendaron el indulto humanitario por “el estado actual del paciente”.

Los diarios también publicaron una supuesta solicitud de conmutación de sentencia presentada por Fujimori el pasado 15 de diciembre ante la Dirección de Gracias presidenciales del Ejecutivo.

La ley peruana impide que el exgobernante pueda recibir beneficios por ser sentenciado por un delito “agravado” que, además, es tipificado como “lesa humanidad” por organismos nacionales e internacionales.

Fujimori fue sentenciado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato (con dominio del hecho) de dos masacres cometidas en Lima por el grupo militar encubierto Colina en 1991 y 1992, con un saldo total de 25 muertos, y el secuestro de un periodista y un empresario tras el autogolpe de Estado que dio en abril de 1992. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/1/el-presidente-peruano-apela-al-fujimorismo-para-evitar-destitucion

[email protected]

Comments are closed.

Compartir