All for Joomla All for Webmasters

El padre de la menor, en medio de una profunda tristeza, pide que se mantenga la calma.

 

Los estudiantes de la escuela ‘Zoila Alvarado de Jaramillo’ se reencontraron ayer, tras un fin de semana con marcada incertidumbre por la desaparición de su compañera Emilia Benavides Cuenca, a quien la vieron por última vez el viernes en la mañana.

 

Por esta razón, fue un inicio de semana diferente. Con la presencia de más padres de familia de lo habitual y el deseo, expuesto por los propios estudiantes, de no ingresar a clases para poder sumarse a las labores de búsqueda de Emilia, quien tiene 10 años de edad.

 

Padres de familia como Rosa Condoy expresaron su preocupación por lo sucedido y reconocieron que en la escuela el ambiente ayer fue tenso y “pesado”. No querían dejar a sus hijos solos y muchos incluso esperaron hasta la hora de salida para llevarlos a casa.

 

“Queremos seguridad para nuestros hijos”, así lo expresó Rosa Condoy, quien tiene a dos hijos en este plantel y asevera que todos están preocupados porque es el segundo caso que se presenta en los últimos años en Loja de la desaparición de una niña. El 22 de enero de 2014 desapareció María del Cisne Conde Guamán, en ese entonces de siete años.

 

Reclamo

Para Mónica Rodríguez, quien tiene a su hija en la escuela ‘Zoila Alvarado de Jaramillo’, también expresó su preocupación por el caso y aseveró que es necesario fortalecer la presencia de elementos de la Policía Nacional a la hora de salida de los estudiantes, en todos los planteles.

 

La madre de familia también hizo un llamado a las autoridades para que se verifique el estado de las cámaras de vigilancia. “Cómo puede ser posible que habiendo tantas cámaras no estén funcionando”, reclamó Mónica Rodríguez, a quien también le sorprende que tampoco funcionen las cámaras en varios buses.

 

“Tienen la obligación de hacer funcionar las cámaras”, señaló, expresando que estos dispositivos son adquiridos con los impuestos que se pagan.

 

Además, para Rosa Condoy es necesario que exista más control y orden a la hora de salida de los estudiantes, lo cual requiere de la colaboración de todos.

 

El ambiente

José Jaramillo, padre de familia del aula donde estudia Emilia Benavides, comentó que los compañeros de la menor desaparecida están consternados y por ello ayer prefirieron no asistir a clases. “Los niños no están preparados, no estarán preparados para una situación así”, expresó el padre de familia, para quien estos momentos son demasiado duros.

 

De acuerdo con Jaramillo, su hija se encuentra muy triste y no entiende por qué le ocurrió eso a su compañera. (OGS)

 

Llamado a la calma

El padre de Emilia, Ángel Benavides, quien asistió ayer a una reunión con autoridades de la localidad y de la escuela donde estudia su hija, expresó que los estudiantes deben seguir cumpliendo sus actividades habituales. “No podemos seguir traumatizándolos”, señaló el afligido padre, quien considera que lo sucedido con su hija debe ser un ejemplo para que los padres de familia intenten hacer mejor las cosas.

 

A su criterio, incluso, en los planteles deben continuar con los programas navideños, porque es necesario que los padres disfruten el tiempo junto a sus hijos.

 

Por su parte el coordinador zonal de Educación, Stalin Guayllas, aclaró que las clases se deben cumplir con normalidad hasta este viernes 22 de diciembre.

 

EL DATO

El viernes 14 de diciembre, a las 12:20 se registró la desaparición de Emilia Benavides.

Fuente: https://lahora.com.ec/loja/noticia/1102122238/en-loja-la-desaparicion-de-emilia-genera-un-ambiente-tenso

[email protected]

No Comments

Compartir