All for Joomla All for Webmasters

Alberto Fujimori, preso por delitos de lesa humanidad, pidió perdón a sus compatriotas ayer, dos días después de recibir el indulto humanitario del mandatario Pedro Pablo Kuczynski. La decisión genera protestas en el país.

Miles de personas se manifestaron ayer en las principales ciudades de Perú en rechazo al indulto concedido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski al exmandatario Alberto Fujimori, quien cumplía una condena por crímenes de lesa humanidad.

La situación empieza a debilitar al gobierno en el parlamento con la renuncia de tres congresistas del oficialista Peruanos Por el Kambio (PPK). Se queda solo con 15 parlamentarios, en un hemiciclo de 130 escaños que controla con mayoría absoluta el fujimorismo. También dimitió el director de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Roger Rodríguez, quien considera que “Alberto Fujimori no calificaba para un indulto humanitario”.

Además, el congresista del Frente Amplio, Humberto Morales, anunció que su bancada estudiará la posibilidad de presentar un nuevo pedido de vacancia contra el presidente. “El gobierno le mintió al país diciendo que no tenía conocimiento del indulto cuando ya había sido tramitado”, expresó.

Kuczynski, quien el jueves pasado sobrevivió a una moción del Congreso para destituirlo por acusaciones que lo vinculan a Odebrecht, firmó el indulto el 24 de diciembre, solo tres días después de salvar su cargo en la votación por la abstención de 10 fujimoristas liderados por Kenji Fujimori, hijo menor del exmandatario. Aunque la oposición denunció un pacto para indultar al autócrata, el Gobierno lo negó.

Sin embargo, luego el presidente justificó la decisión argumentando razones humanitarias; al considerarse que Fujimori, de 79 años, padece una enfermedad no terminal grave, degenerativa, progresiva e incurable, cuyas condiciones se agudizan en prisión.

No obstante, Avelino Guillén, exfiscal de Perú, aseguró a Telesur que esta medida puede ser anulada por el Poder Judicial o el Tribunal Constitucional.

El abogado de las víctimas, Carlos Rivera Paz, indicó que los familiares recurrirán a la Corte Interamericana para pedir que se anule el indulto.

Rivera expuso en julio que para su otorgamiento debe observarse si ha existido una voluntad de reparación del condenado, pero “Fujimori no ha pagado un sol (moneda local) de la reparación civil”.

Ayer, el exmandatario publicó en Facebook un video en el que pide perdón por sus delitos a los peruanos, otro requisito para la amnistía.

Kuczynski, además, otorgó el “derecho de gracia”, que anula la posibilidad de realizar juicios orales pendientes, como la matanza de Pativilca, cometida por el Grupo Colina en 1992 contra 6 personas.

“Kuczynski se salvó de la vacancia porque constituyó una coalición antifujimorista, al mismo tiempo que negociaba con Fujimori.

Además, Fuerza Popular, el movimiento de Keiko Fujimori, hija de Alberto Fujimori, no dejará de obstaculizarlo en el Congreso”, comenta el analista Fernando Rospigliosi al diario La Tercera. (I)

El descontento
La policía reprime protesta
Los manifestantes querían dirigirse al Palacio de Gobierno o a la clínica donde permanece hospitalizado Fujimori, pero la Policía reprimió la protesta pacífica con gases lacrimógenos lo que causó violencia y concluyó con un detenido.

17 meses en el poder tiene Pedro Pablo Kuczynski. Los mandatos duran 5 años y no hay reelección.

Fujimori ingresó a la UCI
El expresidente Alberto Fujimori ayer fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intermedios tras pasar su primer día en libertad internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica.

———————————-

Fujimori pasó del poder absoluto a la cárcel
El expresidente peruano Alberto Fujimori desarrolló una carrera política que lo llevó a la cúspide del poder y terminó en la cárcel, acusado de diversos delitos de lesa humanidad.

De 79 años e hijo de inmigrantes japoneses, Fujimori detentó un poder absoluto entre 1990 y 2000, cuando gobernó Perú con mano dura al margen de los partidos políticos y con el firme respaldo de las fuerzas armadas y de su exasesor, Vladimiro Montesinos.

Con sus cuatro condenas judiciales, la mayor de ellas a 25 años de cárcel por la muerte de 25 personas, el exgobernante pasó los últimos 12 años preso hasta que fue indultado.

“El gobierno de Fujimori fue el punto más bajo en toda la historia de Perú por la conducta del acusado y por hacer tabla rasa de cualquier tipo de reglas e institucionalidad y normatividad”, opinó el sociólogo y analista político Eduardo Toche cuando el exmandatario fue condenado.

“Para él no existía ningún marco legal, el marco legal era el de su voluntad y la de sus amigos, nada más”, dijo a la AFP.

Fujimori cultivó en el poder un estilo autoritario que iba de la mano con su perfil de hombre frío y desconfiado, poco comunicativo y calculador, que gobernaba con un criterio de cofradía y de sociedad secreta, rodeado de un pequeño círculo de personas.

Así sucedió cuando perpetró el autogolpe de Estado del 5 de abril de 1992, una operación que solo conocían su asesor Montesinos y los máximos jefes militares, con absoluto desconocimiento de sus ministros.

Esa forma de gobernar, con dominio total sobre el Congreso y con control de medios de comunicación -principalmente de las grandes cadenas de televisión cuyos directivos fueron sobornados- abrió las puertas a la corrupción durante su mandato.

Sus seguidores recuerdan que Fujimori derrotó a la guerrilla maoísta Sendero Luminoso y al guevarista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), pero organismos de derechos humanos denunciaron matanzas de civiles inocentes en esa lucha antiterrorista. (I)

div>
Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/1/la-oposicion-peruana-estudia-nuevo-pedido-de-vacancia-presidencial

ferzhr@gmail.com

    Comments are closed.

    Compartir