All for Joomla All for Webmasters

→Luis Muentes, presidente de la Asociación de Árbitros del Ecuador, muestra la carta que le envió la FEF luego de la rueda de prensa que brindó.

César Muñoz / Andes

Luis Muentes, presidente de la Asociación de Árbitros del Ecuador, confirmó ayer que no se presentarán a la final del campeonato nacional, ni al partido por la repesca a la Copa Sudamericana, hasta que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) les cancele los dineros que les adeuda, unos $ 600.000.

Ayer, en rueda de prensa, acompañado por más de 60 colegiados, Muentes explicó que la respuesta de la FEF a su requerimiento de pago es que lo harán cuando a ellos se les cancele los valores de los derechos de televisión. “Me supieron manifestar que tienen graves problemas por esta situación (…) pero al parecer somos los únicos que nos han dejado a última hora, no es justo”.

Muentes manifestó que en varias ocasiones han llegado a acuerdos de pago, pero que esta vez esperan que la FEF cancele todo lo adeudado.

La decisión de paralizar tomó fuerza luego de recibir un comunicado de parte de la FEF. Víctor Mestanza, jefe de prensa de Ecuafútbol, llegó minutos después de la rueda de prensa y le dio un sobre a Muentes. El dirigente, luego de observarlo, lo leyó en voz alta y dijo que se mantenía la decisión de no presentarse.

El documento explica a los árbitros que mientras los canales no les cancelen los dineros que les adeudan, ellos (FEF) no están en capacidad de cumplir: (la falta de pago) “ha dado lugar a que no podamos cumplir con los valores pendientes hasta que dichos canales nos cancelen el valor adeudado; no solo al gremio arbitral y comisarios de juego, sino (también) a nuestros clubes y asociaciones filiales”.

La paralización comenzó a planificarse desde el viernes pasado, cuando se les informó que no recibirían los dineros. Vía WhatsApp, Muentes se comunicó con el gremio arbitral para avisarle de la situación. Incluso un grupo de jueces sugirió no presentarse a la última fecha del torneo, pero ya era tarde para cancelar los viajes.

En septiembre de 2016, los árbitros advirtieron con parar el torneo si no les pagaban; el anuncio lo hicieron con la Asociación de Futbolistas. Horas después llegaron a un acuerdo con la FEF y levantaron la medida, no así los jugadores. (I)

[email protected]

No Comments

Compartir