All for Joomla All for Webmasters

Tras la firma de la paz entre la guerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia, la principal amenaza contra Ecuador ahora es el narcotráfico y la acción de los grupos subversivos disidentes que buscan implantar la violencia y sus reglas en la frontera.

Así lo señalan expertos en seguridad y militares retirados, quienes hablaron con los Medios Públicos sobre cuál es la principal amenaza que se cierne en la frontera y las consecuencias que acarrea, por ejemplo, no tener operativa toda la flota de naves aéreas y fluviales que se encargan de la vigilancia.

Ecuador, por ser un país de tránsito de la droga desde Colombia y Perú, está en la mira de las redes internacionales. Incluso, se habla de la presencia de carteles mexicanos.

El ataque con coche bomba que sufrió a las 01:30 del pasado 27 de enero el cuartel de Policía de San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, frontera con Colombia, que afectó el 95% de su infraestructura, puso en evidencia la violencia de las redes narcodelictivas, según indicaron las propias autoridades.

Ese hecho, que dejó 28 heridos (entre ellos 4 policías), y daños materiales en alrededor de 100 viviendas y 5 vehículos, incluso mereció el repudio internacional.

Para evitar nuevos ataques y acentuar la vigilencia, autoridades redoblaron la seguridad con un contingente de agentes de élite del GOE, GIR GEMA y de la Policía Judicial de otras provincias que llegaron a San Lorenzo.

Requiere mayor inversión
Contar con más presencia militar, unidades especiales de emergencia y repotenciar a las Fuerzas Armadas, son tres temas que plantean expertos como Daniel Pontón, analista en seguridad. Pero para cumplir aquello hay un problema económico, ya que el país no dispone de los recursos para comprar lo que requieren las fuerzas de seguridad.

Pontón es partidario de que las FF.AA. tengan un presupuesto idóneo, pero que exista un equilibrio con las inversiones que se realizan, ya que los recursos que disponen actualmente se van en sueldos y salarios.

“Lo peor que le puede pasar a un país es tener un Ejército grande sin la capacidad operativa necesaria”.

Dijo que la atención primordial debe darse a la Marina porque los narcotraficantes usan cada vez más el mar para trasladar droga hacia EE.UU. y otros destinos.

Y es que la pelea actualmente es desigual: los recursos que mueven los narcos les permite contar con tecnología de punta y estar un paso más adelante con respecto a las fuerzas de seguridad.

En 2009 fue la última vez que Ecuador compró a Brasil 18 aviones Super Tucano, en $ 200 millones. Llegaron en 2011 y tras siete años de funcionamiento, la mayoría de la flota está sin operar.

La falta de operatividad de los Super Tucano fue reconocida por el ministro de Defensa, Patricio Zambrano.

El anuncio, a inicios de enero, reactivó las voces que alertaban de que el país tiene una frontera desguarnecida.

A René Yandún, general en servicio pasivo y actual asambleísta, le preocupa la falta de operatividad de los Super Tucano. Aseguró que las Fuerzas Armadas actúan coordinadamente y que el problema afecta su desempeño.

“Antes teníamos una gran fuerza que eran los aviones Kfir para cobertura nacional y seguridad de todos nuestros límites. Luego se compraron los Super Tucano, pero de los 17 (porque uno se accidentó), ahora están en vuelos entre 5 y 7. En cambio, helicópteros solo hay 2. Eso quiere decir que la Fuerza Aérea opera bajo condiciones mínimas. Eso es atentar contra la seguridad del espacio aéreo, marítimo y terrestre, razón por la cual considero que estamos en un serio peligro y amenaza a la seguridad interna e integral”.

Yandún aseguró que la crisis económica que vive el país hace imposible levantar el porcentaje de operatividad de las Fuerzas Armadas. “Estamos en el 25%, es decir, estamos en semáforo rojo”.

Sostuvo que es necesario incrementar el presupuesto de las FF.AA. para adquirir nuevo material, repuestos, mantenimiento y capacitar al personal. En el caso de los aviones indicó que casi cumplen su vida útil y debe pensarse en adquirir nuevos.

Consideró que el presidente de la República, Lenín Moreno, tendría que recurrir a créditos externos para atender esto que atañe a la seguridad, ya que “el país debe luchar contra una nueva amenaza que es el narcotráfico”.

“Quisiera recomendar lo que existe en otros países como España, Chile y Colombia, en donde hay una unidad de emergencia. En vista de que no se puede adquirir armamento para la fuerza terrestre, naval y aérea, al menos debe crearse esta unidad militar para atender emergencias, dar seguridad fronteriza y luchar contra el narcotráfico”.

Lamentó que la Marina tampoco disponga de todos los equipos para patrullar. Remarcó que “el narcotráfico es la peor amenaza que tenemos los ecuatorianos y está creciendo a pasos agigantados”.

El ministro de Defensa, Patricio Zambrano, no comparte lo dicho por Yandún.

“La seguridad en nuestras fronteras es total, ello pese a la falta de operatividad de gran parte de la flota de los aviones Super Tucano. No merma la seguridad en la frontera. Seguimos trabajando de acuerdo a nuestras capacidades. Recién hemos tenido capturas que han sido agradecidas por Colombia, como el de la persona que hacía la seguridad de uno de los individuos más peligrosos de la región y que fue capturado la semana pasada”, indicó en una entrevista con los Medios Públicos días antes del atentado en San Lorenzo.

Sobre los Super Tucano detalló que 8 están operativos, 5 en reparación y 4 a la espera de repuestos. Detalló que los radares están funcionando en toda su capacidad y que la Marina dispone de los equipos para controlar cualquier situación de peligro. Incluso, adelantó, se tiene un plan para fortalecer la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas.

Precisó que ve con preocupación el avance del narcotráfico a nivel internacional porque cada vez más cuentan con ingentes recursos y son más inventivos, pero que las FF.AA. realizan también su labor a cabalidad.

El Ministro sostuvo que el Jefe de Estado les dijo que su voluntad era fortalecer las capacidades de las Fuerzas Armadas. Para ello están a la espera de todos los estudios técnicos, para saber cuáles son los instrumentos que deben mejorarse y cuáles son los protocolos a cumplir para la adquisición de cierto tipo de materiales, lo que les permitirá subir aún más las capacidades operativas.

Darwin Jarrín, comandante de Operaciones Navales y jefe del Comando Operacional Marítimo, en declaraciones a la prensa tras el ataque con coche bomba en San Lorenzo, destacó que la Armada está activo con todo el contingente posible, en una provincia considerada estratégica por los narcotraficantes por la cercanía con Colombia y la salida al mar.

“Estamos trabajando con todos los recursos que tenemos en Esmeraldas. Creo que hay que tener mucho cuidado con la información que se difunde porque eso puede poner en peligro a civiles, militares y policías”, manifestó.

Las amenazas han cambiado
Lautaro Ojeda, experto en temas de seguridad, explicó a los Medios Públicos que hay varios factores que hacen que la frontera de Ecuador sea vulnerable, especialmente en lo que respecta a Colombia.

Aseguró que el acuerdo de paz que se llevó a cabo entre la guerrilla de las FARC y el Gobierno de ese país, al igual que la desmovilización del Ejército de Liberación Nacional (ELN) son cosas que han influenciado en la vulnerabilidad actual de la frontera.

“Son 740 km de frontera con Colombia. Cubrir esa zona requiere de personal. Pero no solo eso, sino que requiere otra concepción porque es muy distinto ir a la guerra, que es para lo que están preparados los soldados, que combatir a delincuentes que tienen recursos inconmensurables que superan incluso los de las FF.AA.”.

“El narcotráfico es, sin duda, un gran problema que tiene hoy Ecuador”, alertó.

De allí que planteó poner mucho control, ya que en las cárceles solo están las llamadas ‘mulas’, no los cabecillas. Está seguro de que la lucha no solo debe ser represiva, sino también atenderse la parte social, pues en nuestro país ha crecido también el microtráfico, es decir el consumo de droga casa adentro. (I)

La declaración del Estado de excepción en San Lorenzo y Eloy Alfaro incrementó el patrullaje en zonas de frontera. Foto: John Guevara / El Telégrafo


Centro de Mando operará en frontera norte
Las FF.AA., la Policía Nacional y la Secretaría de Inteligencia conformarán el Centro de Mando Coordinado que vigilará la zona norte de Esmeraldas. La decisión del Gobierno es mejorar la seguridad en la zona fronteriza.

El Centro de Mando lo integrarán delegados de los ministerios del Interior, Defensa y la Secretaría de Inteligencia. La parte estratégica estará a cargo de altos oficiales de la Policía y las FF.AA.

Además se articularán acciones con la Fiscalía, se reforzarán los mecanismos de intercambio de información con el gobierno de Colombia y se revisará el Plan Nacional de Desarrollo Fronterizo.

César Navas, ministro del Interior, dijo que se transferirán recursos para mejorar los controles en la frontera norte y la infraestructura de la Policía y las FF.AA. en la zona y los equipos logísticos.

Esta noticia era esperada por los moradores de San Lorenzo, uno de los cantones más afectados por la violencia de redes delictivas que operan en el límite binacional. El habitante Luis Moreno afirmó que debe mejorarse el control de ingreso de colombianos. Explicó que desde que se firmaron los acuerdos de libre tránsito hasta San Lorenzo no ha existido una vigilancia de las personas que ingresan a Ecuador.

En cambio Gloria Cortez, quien vive hace 25 años en San Lorenzo, dijo que la convivencia con vecinos de Tumaco es pacífica y no puede generalizarse a los responsables de la violencia como el atentado con coche bomba al cuartel de Policía. “Los vecinos nos conocemos, San Lorenzo es tranquilo”.

Está previsto que la vigilancia en la zona de frontera continúe. Por ahora, más de 1.000 miembros de las FF.AA. y la Policía vigilan los ingresos al país por mar y tierra. Su intención es frenar el tráfico de sustancias ilegales.

Los controles seguirán al menos mientras rija el Estado de excepción (60 días) que firmó el Gobierno. Incluso, Navas anunció que el próximo 14 de febrero se reunirán los secretarios de Estado de seguridad de Ecuador y Colombia para analizar el atentado.

Según el experto en temas de seguridad, Daniel Pontón, se debe poner atención al trabajo de la Policía en el área de Inteligencia para neutralizar al narcotráfico. “La seguridad es un trabajo coordinado y, por eso, se debe tener una visión integral”.

Sobre la compra o no de más naves señaló que la adquisición de los Super Tucano respondió a un criterio de las Fuerzas Armadas para el control del espacio aéreo, pero que hoy se puede hacer uso de mecanismos más económicos como los drones.

El catedrático y experto en seguridad, Diego Pérez, indicó que es necesario fortalecer a las FF.AA. en su operatividad y el trabajo de inteligencia. “Ya no hay conflictos territoriales, pero está la mayor amenaza, el tráfico de drogas, de personas y armas. Los narcos cada día se reinventan”.

En la compra de armamento -dijo- a veces se cometen errores, no se adquiere lo que el país necesita, sino la oferta que está de moda. Recomendó adquirir equipos o material según las amenazas que actualmente tiene Ecuador. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/12/ocho-aviones-de-una-flota-de-18-super-tucano-estan-operativos-en-las-ff-aa

[email protected]

Comments are closed.

Compartir