All for Joomla All for Webmasters

La construcción en la mina no se ejecuta debido a la suspensión del Ministerio del Ambiente. La compra de bienes y servicios a proveedores locales ha disminuido desde marzo.

Desde la suspensión temporal de las labores del proyecto minero Mirador, anunciada el 21 de marzo de 2018, los pobladores del cantón el Pangui de la provincia Zamora Chinchipe han visto afectadas sus actividades comerciales.

Según el Ministerio del Ambiente (MAE), la empresa concesionaria Ecuacorriente S.A. (ECSA) incurrió en incumplimientos del plan de manejo ambiental, por lo cual se suspendió el 40% de sus actividades diarias.

Esta paralización afecta a 1.000 personas que han sido separadas temporalmente, un tercio de todos los trabajadores de contratistas y subcontratistas. El personal de ECSA labora con normalidad.

Shen Qihong, vicepresidente de ECSA, mencionó que son 31 observaciones que el MAE hizo a la concesionaria, entre ellas temas de desechos, combustibles, mantenimiento, transporte de vehículos, de las cuales ya se realizan los correctivos.

El proyecto Mirador promueve un importante encadenamiento productivo y comercial en la zona de influencia minera, como es la parroquia Tundayme y el cantón El Pangui.

El número de restaurantes y servicios de mecánica ha aumentado; además gracias a la generación de impuestos, el gobierno autónomo descentralizado de El Pangui recibe anualmente el pago del impuesto de 1,5 por 1.000 de los activos de la minera.

En 2016 este valor significó cerca de $ 1’000.000, cantidad con la que se asfaltaron calles y se construye un mirador para la población, además de otras obras.

Sin embargo, a raíz de la paralización de los negocios, los comerciantes de El Pangui han visto un decrecimiento en sus ventas. Por ejemplo, el servicio de transporte.

Juan Carlos Tandazo, de la Cooperativa de Camionetas de Transporte Centinela del Cóndor, contó que los fletes han disminuido y espera que la actividad minera se restablezca para que continúe la actividad comercial del cantón.

El 17 de mayo representantes de varias agrupaciones salieron al centro del cantón a una marcha pacífica en respaldo de la minería responsable y al trabajo que genera el proyecto Mirador.

Rosa Lojano confecciona ropa deportiva y además vende material pétreo. “En tema de trabajo, el 80% de la población se ha beneficiado directa o indirectamente; ahora tenemos una baja circulación. Los frentes de trabajo se están cerrando, por lo que llamamos a la sensibilidad a las autoridades”.

Juan Carlos Yaguachi, gracias a un capital semilla que le fue otorgado por ECSA, montó un negocio de publicidad para solventar las necesidades de la concesionaria y de las subcontratantes. Debido a la paralización, tiene pocas órdenes de producción.

Desde el 2016 hasta el 2017 ECSA ha invertido en proveedores locales alrededor de $ 12’000.000.

Por el beneficio que el proyecto representa para los moradores de la zona, hace un mes, un grupo de pobladores viajó a Quito con 2.000 firmas de apoyo para pedir a las autoridades competentes se restablezcan los trabajos en Mirador.

Ecuacorriente coordina acciones con MAE, Ministerio de Minería y Senagua conforme a la normativa vigente en Ecuador. La firma ejecuta un plan de remediación para atender los requerimientos de la autoridad ambiental y así elevar el nivel de la gestión ambiental y social en el proyecto.

Ge Shifeng, vicepresidente de ECSA, dijo que para este marzo se preveía una inversión de $ 600 millones para el proyecto, pero debido a la suspensión habrá una demora. Espera realizar los correctivos lo antes posible.

Mirador es un proyecto minero a gran escala
El proyecto está ubicado en el sureste del Ecuador, en la provincia de Zamora Chinchipe, cantón El Pangui, parroquia Tundayme.

Es el primer proyecto de minería industrial a gran escala en el país, operado por Ecuacorriente S.A., con capitales de las empresas China Railway Construction y Tongling Nonferrous Metals Group Holding Co. Ltd.

En marzo de 2012 Ecuacorriente S.A y el Estado ecuatoriano firmaron un contrato de explotación a través del cual la empresa se comprometía a pagar $ 100 millones de regalías anticipadas para que el Estado pudiera invertir en el desarrollo de la población, especialmente en las áreas de educación y salud. Por ese rubro ya se les ha entregado el 70%, es decir, $ 70 millones.

Mirador funciona bajo la figura de concesión por un periodo de al menos 30 años. Genera más de 2.300 empleos entre colaboradores directos y contratistas que trabajan en el proyecto.

Se espera que la infraestructura esté lista a finales de 2018, pero debido a la para deberá extenderse el plazo para luego realizar las pruebas de extracción del concentrado de cobre. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/3/paralizacion-proyecto-minero-mirador-ecuador

ferzhr@gmail.com

    Comments are closed.

    Compartir