All for Joomla All for Webmasters

La administración del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) apunta a la sostenibilidad y estabilidad de sus recursos. Gastos por alrededor de $ 160 millones se reducirán producto de menos derivaciones a clínicas privadas.

Tres meses después de haber asumido el cargo, el presidente del Consejo Directivo del IESS, Manolo Rodas, dialogó con EL TELÉGRAFO sobre sus planes para garantizar la sostenibilidad de la seguridad social.

Una de sus primeras acciones fue la publicación de los estudios actuariales hasta 2016 que se encontraban en reserva. Ahora aguarda los resultados de nuevos análisis para tomar medidas.

Manolo Rodas, presidente del Consejo Directivo del IESSManolo Rodas, presidente del Consejo Directivo del IESS. Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

¿Cómo avanza la elaboración de los nuevos estudios actuariales?
El nuevo estudio se lo está realizando con el actuario del IESS y luego será auditado con una empresa externa. Decidimos además que intervengan las universidades, de modo que suscribimos convenios con la Universidad Politécnica Nacional, Politécnica del Litoral y la Universidad Estatal de Cuenca, lo que permitirá que revisen los estudios. Los informes reflejarán las condiciones del IESS, sobre todo del fondo de pensiones y de salud, y nos permitirán proponer medidas de sostenibilidad.

¿Cuándo concluirán?
Esperamos que durante este año concluyamos con los estudios de dos fondos principalmente: pensiones y salud porque son los fondos que, según el estudio actuarial ahora público, tienen mayores problemas en el largo plazo.

¿En cuánto contribuye la restitución del aporte del 40% desde el Estado?
Desde la eliminación de ese aporte en 2015 hasta la fecha la seguridad social dejó de recibir $ 3.500 millones. Ahora que se ha restituido, a partir del próximo año, deben constar en el Presupuesto General del Estado alrededor de $ 1.400 millones. Esta determinación de la Corte Constitucional permitirá que el fondo de pensiones tenga liquidez para cumplir con el pago de pensiones.

¿Están garantizados los fondos para las pensiones de $ 100 del Seguro Campesino?
Es un ofrecimiento cumplido y con financiamiento. Sin el aporte del Estado el fondo tenía sostenibilidad para 14 años. Ahora con la devolución de recursos, que inyecta $ 38 millones al año, se alargó la sostenibilidad a más 20 años.

¿Cuál es el avance del plan de optimización que pretende reducir el gasto en $ 470 millones este año?
El plan de austeridad no ha sido aplicado en atención a salud ni en procesos de adquisición de insumos, medicamentos o repotenciación de unidades de salud.

Los recortes se han dado en publicidad, adecentamiento de oficinas o comunicación. Se han puesto los controles necesarios para que todos los fondos sean bien administrados y de requerirse una inversión importante tiene que pasar por una evaluación previa.

La optimización también se da en las derivaciones que ya han decrecido, fruto del crecimiento en las áreas de salud. El proyecto es que los nuevos hospitales que se han construido, cerca de 12, estén al 100% de capacidad de personal médico e insumos y para este año disminuyan $ 160 millones.

Además este año no vamos a ejecutar el plan para nuevas unidades hospitalarias, que significa alrededor de $ 170 millones. Sí vamos a reforzar las 40 unidades del Seguro Social Campesino y se terminará el Hospital Carlos Andrade Marín.

¿Qué otras propuestas se analizan para la sostenibilidad?
Aquellas que apuntan a que el ejercicio de derechos a la seguridad social tenga financiamiento. En el transcurso de los próximos meses y una vez que se hagan los estudios actuariales generaremos debates y propondremos algunas medidas. Yo no quisiera adelantar en virtud de que se actualicen los estudios primero.

Quiero aclarar que no existe la propuesta de aumento de la edad para jubilarse; tenemos el compromiso de pagar puntualmente las pensiones y cumplir con las prestaciones de salud.

¿En qué consiste la propuesta de traspasar las farmacias del IESS a la administración privada?
La propuesta consiste en optimizar y dar mejor servicio a los afiliados. Aplicaremos un plan piloto las próximas semanas en el Hospital Los Ceibos de Guayaquil para observar el sistema de logística y distribución a nuestras farmacias. Queremos contar con el apoyo de las mejores empresas del país para el manejo de bodegas y distribución.

En promedio un hospital tiene tres farmacias de distribución y estas son manejadas desde la bodega. Tenemos problemas de distribución y control de medicamentos desde allí hacia los puntos de entrega al afiliado.

La tramitología es una queja constante de los afiliados, ¿cómo se mejorará?
Estamos trabajando en un plan estratégico de la institución para que los trámites internos mejoren. También estamos tomando acciones con el área de servicios para implementar la interacción de nuestras bases de datos con las del Registro Civil con una inversión de $ 4 millones para mejorar la infraestructura tecnológica, algo que no se había dado en al menos nueve años.

¿Se analiza también la atención a los hijos de afiliados?
La salud es un derecho de todos. La atención a los hijos de los afiliados menores de edad en los últimos cinco años ha significado $ 1.000 millones. Me parece que lo correcto es encontrar un equilibrio entre el ejercicio del derecho y el financiamiento.

Tenemos casos de pacientes que activan el sistema judicial por algún medicamento que se encuentra fuera del cuadro básico y los jueces ordenan comprar ese medicamento que, en algunos casos y por un solo paciente, cuesta entre $ 300.000 y $ 400.000 al año. Tenemos 21 casos y este es un hecho que nos preocupa. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/4/iess-jubilacion-manolo-rodas

ferzhr@gmail.com

    Comments are closed.

    Compartir