All for Joomla All for Webmasters

Al menos 25 muertos y más de 1,7 millones de afectados dejó el pasado domingo 3 de junio en Guatemala una potente erupción del volcán de Fuego, que expulsó enormes columnas de ceniza y flujo piroclástico, obligando a evacuar a cientos de personas.

El volcán de Fuego expulsó material lodoso caliente causando la muerte de 25 personas -incluidos varios niños- en varias comunidades asentadas en la falda sur del coloso, dijo el vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León.

El portavoz de la Conred precisó que hasta el momento se reportan unos 3.000 evacuados y 653 albergados en los departamentos de Escuintla (sur) y Sacatepéquez (oeste), que junto al de Chimaltenango (oeste) son los tres más afectados por la erupción.

“Si esta vez nos salvamos, en otra (erupción) no”, dijo a la AFP Efraín González, de 52 años, sentado en el suelo de un albergue en la ciudad de Escuintla, adonde llegó con su esposa y su pequeña hija de un año tras huir de los estragos que causó el volcán en su casa en la comunidad El Rodeo, la más golpeada por la erupción.

La desesperanza lo embarga, pues siguen desaparecidos su hijo de 10 años y su pequeña de 4, quienes quedaron atrapados en su vivienda, inundada por el lodo caliente que descendió del volcán, de 3.763 metros de altura y que emitió columnas de ceniza de unos 6.000 metros de altura.

“Nunca había pasado algo como esto”, comenta a su vez Aura Concobar (38), quien también llegó al albergue desde El Rodeo, junto con diez miembros de su familia.

En imágenes difundidas en la televisión y en redes sociales, se ven levantarse enormes columnas de ceniza y en el suelo algunos cadáveres semicubiertos del material expulsado por el volcán, y viviendas y vehículos destruidos.

La erupción concluyó después de 16:30, pero “existe la probabilidad de una reactivación”, indicó el Instituto de Vulcanología, recomendando mantener las medidas de precaución en las zonas afectadas.

Cabañas no descartó que el número de fallecidos aumente porque hay “personas desaparecidas, pero ignoramos cuántas personas son porque se está haciendo el recuento con las comunidades”.

Muchos sobrevivientes salían de las zonas afectadas por la erupción con el cuerpo cubierto de ceniza, mientras otros que resultaron heridos eran atendidos por socorristas.

El presidente Jimmy Morales junto con su gabinete decretó la noche del domingo tres días de duelo y estado de emergencia o calamidad en Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, pero el mismo debe ser ratificado por el Congreso.

Ayuda internacional

El llamado Grupo de Donantes, integrado por Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Suecia, Suiza, Francia, la Unión Europea así como el Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Organización de Estados Americanos y el sistema de la ONU en Guatemala expresaron su solidaridad y respaldo para superar la tragedia.

México, El Salvador y Honduras ofrecieron asistencia al país para enfrentar la contingencia.

El volcán de Fuego, situado entre Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, había generado su primera erupción de 2018 en enero pasado.

Este volcán provocó en septiembre de 2012 la última emergencia por erupción en el país, causando la evacuación de unos 10.000 habitantes asentados en poblados al sur del coloso.

En Guatemala también están activos los volcanes Santiaguito (oeste) y Pacaya (20 km al sur de la capital). (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/8/erupcion-volcan-fuego-guatemala

[email protected]

Comments are closed.

Compartir