Biess proyecta 3 450 millones en créditos a sus afiliados en el 2021

0

La expectativa de colocación de créditos hipotecarios que tiene el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) para el 2021 es menos optimista que la meta planteada para el 2020. En cambio, la entrega de préstamos quirografarios se mantendrá en los mismos niveles.

El próximo año la entidad prevé destinar USD 500 millones a préstamos de vivienda, según el presupuesto del Banco, que fue aprobado el 30 de noviembre mediante la resolución 620-2020-F de la Junta Monetaria y Financiera.

Para este año la apuesta fue mayor, ya que se presupuestaron USD 850 millones para hipotecarios. Pero ese objetivo se redujo a menos de la mitad debido a la crisis económica.

Los créditos que concede el Banco del IESS en este segmento son para la compra de vivienda terminada o en construcción, terrenos, remodelación y ampliación del inmueble, sustitución de la hipoteca, y para compra de oficinas, locales y consultorios.

Según la web del banco, el tiempo aproximado desde que el asegurado entrega todos los documentos hasta realizar el desembolso es de 56 días.

La crisis provocada por la pandemia tuvo un importante impacto en la caída de la demanda por parte de los afiliados, debido al aumento del desempleo y la reducción de las remuneraciones, según la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon).

Algunas familias desistieron de continuar con el proceso por la pérdida de empleo.

Adriana Manzo y su esposo iniciaron el trámite en febrero de este año. Entre marzo y mayo, a pesar de la emergencia, continuaron con las diligencias para acceder a un financiamiento de USD 60 000.

En junio, el esposo fue desvinculado de su trabajo y eso afectó la calificación dentro del Biess. “Sin una fuente de ingresos, el cálculo del crédito bajó y me salió por USD 20 000, eso no me alcanzaba y desistimos”, cuenta Adriana.

La pareja quería invertir USD 60 000 en la construcción de un edificio, para alquiler de locales comerciales.

Otros factores que han impactado en la colocación de hipotecarios en el Biess este año son, básicamente, la lentitud en los trámites para la obtención del crédito y complicaciones con el sorteo de notarías, señalan ejecutivos del sector.

La Camicon hizo un análisis técnico sobre el tiempo que toma el proceso de concesión de un crédito y concluyó que, en algunas operaciones, tarda hasta 140 días entre la solicitud y la aprobación final.

“Son temas burocráticos netamente. El Biess debería abreviar el trámite. Además, el sorteo de las notarías nos parece ilógico: no puede ser que la vivienda esté en el sur de Quito y que la persona deba hacer el trámite notarial en el norte”, cuestionó Leopoldo Ocampo, presidente de la Camicon.

Henry Yandún, vocero del gremio Constructores Positivos, cuestionó que el Biess no destine más recursos para hipotecarios el próximo año, mientras que la cartera de quirografarios se mantiene alta. “Se fomenta el consumismo en lugar de fomentar a la producción”, comentó.

Yandún acotó que, además de simplificar los trámites, la entidad debe dar mayor promoción a la oferta inmobiliaria y a las ventajas que ofrece.

De acuerdo con los registros oficiales, a diferencia de los préstamos para vivienda, la colocación de quirografarios está cercana a la meta de este año.

Entre enero y noviembre se desembolsaron USD 2 439 millones de los 2 821 millones presupuestados.

Para el 2021, la proyección del Banco del afiliado es entregar USD 2 800 millones.

Los quirografarios son una valiosa fuente de recursos para los afiliados, especialmente en momentos de falta de liquidez, ya que les permite pagar deudas y acceder a bienes y servicios, lo que a su vez dinamiza la economía, anotó Jaime Moreno, presidente de la Cámara de Comercio de Cuenca.

Sin esta alternativa de rápido financiamiento, la situación de muchas personas probablemente sería más compleja, agregó el directivo.

El Banco otorga hasta USD 32 000 bajo este producto, con una tasa que depende del plazo y es la más baja del mercado.

De acuerdo con el tarifario, en diciembre de este año, la tasa de interés oscila entre 6,7% y 15,22%. Los plazos van desde tres meses hasta cinco años.

Esa fue la razón que motivó a Carlos Ullauri, de 60 años, a solicitar un préstamo de este tipo. Él hizo el pedido a finales de marzo, tras la declaración del estado de excepción, ya que su empleador se acogió a la suspensión temporal de actividades, y aquello implicaba que no recibiría su remuneración por un tiempo. Carlos consiguió del Biess USD 1 200 que usó para gastos del hogar y alimentación de su familia.

En contexto

El Biess impulsó el acceso a liquidez de sus afiliados durante la emergencia, para lo cual activó una línea de quirografarios de emergencia, con tasa preferencial y de corto plazo. La entidad entregó más de 100 000 préstamos a través de este producto.

Share.

About Author

Leave A Reply