No se completaron ni dos días de negociaciones para salir de la crisis política y el diálogo se rompió. La fractura se dio tras el ataque a un convoy de tanqueros de diésel, que iba de Shu­shufindi, al bloque petrolero ITT.

El incidente acabó con la vida de un militar. Nelson Proaño, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, dijo que el objetivo era “mantener la producción del sistema hidrocarburífero y evitar su colapso”. En el sector 18 de Noviembre, “grupos armados al margen de la ley interceptaron y atacaron con armas de fuego al personal policial y militar”, señaló Proaño.

Según la Alianza por los Derechos Humanos, el hecho ocurrió a las 00:30. En un comunicado se expone que los comuneros de la zona argumentaron que ellos no tenían armas. La persona a cargo del convoy habría dicho que “pasarían a como dé lugar”. Eso habría causado el enfrentamiento.

A las 10:00, los dirigentes de la Fenocin, Gary Espinoza; de la Feine, Eustaquio Toala; y Leonidas Iza, de la Conaie, esperaban al ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, para la segunda mesa de diálogo. El funcionario nunca arribó al Colegio Matovelle, en el norte de Quito. La confirmación de que el diálogo no seguiría llegó 2 horas y 45 minutos después.

El presidente de la República, Guillermo Lasso, desconoció el liderazgo de Leonidas Iza como presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). “Solo cuando se cuente con legítimos representantes (…) regresaremos a la mesa de diálogo”, señaló en cadena nacional. La Conaie, en cambio, ratificó el respaldo a Iza y la continuación de las manifestaciones.

Para Iza, el Presidente no puede deslegitimar los liderazgos que han sido elegidos por los pueblos y nacionalidades y pidió a los garantes no dejar el proceso de diálogo. En tanto, seguirán en Quito.

Los acuerdos alcanzados la noche del lunes quedaron en el aire. Hasta las 17:00 de ayer, en la página de Presidencia no constaba la derogatoria del Decreto 95, sobre la política petrolera.

Ambas posiciones agravan la situación y dan lugar a cuatro posibles escenarios.

Nuevo estado de excepción

El sábado pasado, el presidente Lasso derogó el último estado de excepción que le permitía movilizar a las Fuerzas Armadas. Ese mismo día, la Asamblea iniciaba el debate sobre la destitución planteada por Unes (correísmo).
Una causal para definir la destitución del Presidente es la grave conmoción interna, que constaba en los dos decretos emitidos durante el paro.

Según Esteban Ron, director de la Escuela de Derecho de la UIDE, al estar próximos a la votación en el Legislativo, el Ejecutivo no decretará otro estado de excepción, pues sería ratificar la causal y un mea culpa sobre la falta de una maniobra de diálogo que elimine la conmoción interna.

Búsqueda de voceros

Lasso planteó que cuando haya dirigentes legítimos se sentaría nuevamente a dialogar. Aunque es un escenario con baja probabilidad, es una opción para regresar a la mesa. Durante las intervenciones sobre el paro, tres figuras se han destacado, además de Iza: Toala, Espinoza y, desde el lunes pasado, la vicepresidenta de la Conaie, Senaida Yasacama.
El presidente de la Conaie, en su pronunciamiento de ayer, dijo que es un error del Presidente creer que por callar a uno de los dirigentes la situación será distinta. En su Twitter, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador escribió: “Responsabilizamos a Lasso de las consecuencias de su política belicista”.

Situación económica se complica

Este 28 de marzo se cumplieron 16 días de paralizaciones. Se han registrado vías cerradas, pérdida de productos y negocios cerrados.

El ministro de Producción, Julio José Parado, señaló en una entrevista en Radio Sonorama, que las pérdidas por las protestas llegan al menos a USD 500 millones en los sectores productivos. Explicó que USD 300 millones tienen que ver con flores y lácteos.

El desabastecimiento no es solo de comida. El Gobierno informó que la situación del Hospital Vicente Corral Moscoso, en Cuenca, es crítica por la falta de oxígeno. En un comunicado se dijo que por el cierre de vías no pudo llegar un tanquero con ese producto.

Las protestas crecen

Tras el anuncio de Lasso, la Conaie moderó su discurso. Iza realizó un llamado a la paz y pidió que se retomara el diálogo. En un pronunciamiento con representantes del Estado, dijo que la noche del lunes lograron avances.
Sin embargo, planteó que en la Casa de la Cultura y las universidades Salesiana y Central se garanticen la estadía y la convivencia. A ese pedido se sumó otro: retirar a fuerzas del orden de esos espacios. Para él, la presencia de Policía es una provocación.

El presidente de la Fenocin, Gary Espinoza, dijo que irán hasta las últimas consecuencias. Así también, la Feine, con su presidente Eustaquio Toala, mostró su apoyo a la Conaie.

Fuente: https://www.elcomercio.com/actualidad/politica/cuatro-posibles-escenarios-suspension-dialogo.html

Share.

Leave A Reply

once − 3 =