Siete personas participaron en el secuestro de un bebé, de siete días de nacido. En el hecho además fue asesinada la madre, una adolescente de 17 años llamada Adriana.

La historia se inicia hace seis meses en Cuenca, provincia de Azuay. Iris, una guayaquileña de 19 años, viajó a esa ciudad para realizar un curso militar y conoció a una joven que le contó que su madre estaba embarazada.

Cuatro meses después, Iris supo que la mujer llevaba a su hijo muerto en su vientre. Ella esperaba practicarse una cesárea como si fuera a dar a luz y reemplazar al nonato por un bebé robado.

Iris, supuestamente, fue contratada para conseguir al infante y planeó el secuestro del hijo de Adriana, quien vivía en la Cooperativa Sergio Toral, en el noroeste de Guayaquil.

Marisela, la madre de Adriana, recordó que a las 11:00 del miércoles 6 de noviembre, Iris llegó a la casa con el pretexto de vender ropa para bebé. Luego salió y se quedó afuera con tres hombres.

La madre salió a las 12:20 y no sabe qué pasó, pero luego se enteró de que su hija había sido asesinada en su domicilio y uno de sus nietos, secuestrado. “Mi hija estaba por graduarse del colegio, los profesores la ayudaban bastante porque ella no podía asistir recién dada a luz”, contó Marisela, quien labora pelando camarón en el mercado Caraguay, en el sur de Guayaquil.

La progenitora agregó que Adriana cumplió 17 años a finales de agosto y le decía que apenas cumpliera 18 empezaría a trabajar para mantener a sus hijos.

Drogadicto mató a mujer

El fiscal Wilson Álvarez, quien realizó el levantamiento del cadáver, informó que uno de los individuos que acompañaba a Iris se quedó afuera como “campanero”, mientras que los demás entraron a cumplir su misión.

El plan era el secuestro, pero adentro se habría generado una pelea entre los delincuentes. “Uno de ellos estaba consumiendo drogas y dijo que quería matar a la mamá del niño, el otro le decía que no”. Al final la joven fue herida con arma blanca dentro del baño.

El padre de los niños llegó a casa para darle unas medicinas por el reciente parto y se encontró a su hijo de un año llorando y a Adriana agonizando, contó Leonela, una tía.

Adriana e Iris no tenían una relación cercana. Sin embargo, se desenvolvían en el mismo círculo familiar: el padre de Adriana abandonó el hogar y se unió con la madre de Iris.

Diego Damián, agente del departamento de Criminalística y Ciencias Forenses, especificó que la víctima tenía seis cortes en tórax, brazos y piernas. “En la sala levantamos indicios, entre estos un cuchillo con manchas rojas; la pericia determinará si fue empleado en el crimen”, manifestó.

Cinco detenidos y dos prófugos

La madrugada del jueves 7 de noviembre fueron detenidas cuatro personas: Iris en Guayaquil y tres mujeres en Cuenca. En la mañana, fue aprehendido un taxista que presuntamente trasladó al bebé a Cuenca.

Iris fue procesada por asesinato, tipificado en el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal. La sanción oscila entre los 22 y 26 años de privación de libertad, pero aumenta en un tercio según los agravantes.

Carlos Bustamante, fiscal de la Unidad de Delitos Flagrantes y quien actuó en la audiencia, indicó que la instrucción fiscal tendrá una duración de 30 días. “Ella (Iris) aceptó que había participado en el hecho y que fue contratada. Mencionó un valor de $ 2.000 y no se ha determinado si se hizo el pago”.

La sospechosa agregó que Kevin maniató y amordazó a la víctima y que fue Bryan quien la asesinó.

Ramiro Ortega, comandante de Policía de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), manifestó que se busca a los autores materiales de la muerte. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/12/bebe-robado-guayaquil

ferzhr@gmail.com
    Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com