El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aseguró este jueves 21 de abril que sus fuerzas armadas han tomado el control de la ciudad ucraniana de Mariúpol, aunque admitió que queda una bolsa de resistencia en la acería Azovstal, cuyo asalto ha cancelado el presidente Vladímir Putin.

“Las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa y las milicias de la república popular de Donetsk han liberado Mariúpol, los restos de las formaciones nacionalistas se refugiaron en zona industrial de la planta Azovstal”, dijo Shoigú en una reunión con Putin, transmitida por la televisión pública Rossía 24.

Según el ministro ruso, los soldados y milicianos ucranianos eran algo más de 8 100 cuando culminó el cerco a Mariúpol y, de ellos, “más de 4 000 fueron aniquilados y 1 478 se entregaron prisioneros”.

Shoigú agregó que en la planta quedan cerca de 2 000 efectivos ucranianos y se necesitarán tres o cuatro días para “terminar el trabajo”.

Putin cancela el asalto a Azovstal

Vladímir Putin canceló este jueves la orden de asaltar la acería de Azovstal en Mariúpol, donde quedan pertrechados unos 2 000 defensores ucranianos, con el argumento de salvar vidas, aunque manteniendo el bloqueo a la zona industrial.

“Considero inapropiado el asalto propuesto a la zona industrial. Ordeno cancelarlo”, dijo el mandatario al ministro Shoigú en esa misma reunión.

El líder del Kremlin sostuvo que “ahora hay que pensar aún más si cabe en salvar la vida y en la salud de nuestros soldados y oficiales (…) No hay necesidad de meterse a estas catacumbas y arrastrarse en el subterráneo por esas instalaciones industriales”.

Pero exigió el cierre de esa zona industrial “para que no pase ni una mosca ni para dentro ni para fuera”.

Ucrania pide un corredor desde la acería

El Gobierno de Ucrania ha exigido la apertura de un corredor humanitario desde la acería de Azovstal para evacuar a los 1 000 civiles y 500 soldados que – según ha cuantificado – soportan el asedio de los rusos.

Según la viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk, “ahora hay alrededor de 1 000 civiles y 500 soldados heridos. “¡Todos deben ser retirados de Azovstal hoy!”.

También hizo un llamamiento en su cuenta de Telegram “a los líderes mundiales y a la comunidad internacional para que centren sus esfuerzos en Azovstal ahora”.

El resto de Mariúpol, a orillas del Mar de Azov, ha sido prácticamente destruido por los bombardeos rusos desde el inicio de la invasión del país, el pasado 24 de febrero.

Azovstal es ya el último reducto de la resistencia ucraniana en Mariúpol. Se trata de un área fuertemente fortificada. Sus instalaciones, en el sureste de la ciudad, abarcan una superficie de 11 kilómetros cuadrados y cuentan con túneles y búnkeres subterráneos que dificultan su toma.

Fuente: https://www.elcomercio.com/actualidad/mundo/rusia-control-ciudad-ucrania-mariupol.html

Share.

Leave A Reply

1 × 1 =

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com