Descubrimiento abre futuro para el tratamiento del cáncer hepático

0

Hace 12 años Iván Moya ganó una beca para estudiar en la Universidad Católica de Bélgica (VIB-KULeuven), donde alcanzó su doctorado en Ciencias Biomédicas.

Posteriormente, se unió al equipo de investigadores dirigido por el doctor Georg Halder que acaba de publicar el resultado de una investigación científica que constituye un aporte en la lucha contra la llamada pandemia del siglo XXI: el cáncer.

En particular se han enfocado en el cáncer primario de hígado, el colangio carcinoma, el más letal de todos los que afectan a este órgano, y el carcinoma hepatocelular.

“Al estudiar tumores hepáticos y su interacción con el tejido normal, encontramos que las células normales alrededor del tumor ya montan una respuesta de defensa antitumoral, que es bastante similar al programa de regeneración de los tejidos”, asegura Iván Moya, investigador de la Universidad de Las Américas (UDLA), en Quito.

Ello podría cambiar las estrategias terapéuticas contra el cáncer hepático, que mata cada año a 788.000 personas a nivel global, según la ONU.

“Finalmente hicimos experimentos donde tomábamos metástasis de melanoma de la piel que crecían en el hígado y también las pudimos eliminar, lo que indica que este mecanismo no es específico para tumores primarios del hígado, sino también para tumores metastásicos derivados de otros órganos”, describe el experto.

Moya detectó que las células sanas alrededor del tumor estaban deteniendo su crecimiento. Esta es la primera descripción de este fenómeno registrado y lo ha recogido Science Magazine, el 22 de noviembre de 2019.

“Cuando hiperactivamos artificialmente los genes que controlan esta respuesta antitumoral en el hígado, los tumores no solo dejan de crecer, sino que se eliminan al cabo de dos semanas. Aún estamos investigando si este mecanismo antitumoral funciona en tumores creciendo en otros órganos”, explica.

El equipo descubrió que alrededor de los tumores las proteínas tipo YAP y TAZ mostraban una activación fuera de lo común, ya que normalmente no están presentes en ese órgano. “Ya se conocía que esas proteínas eran importantes para la formación de tumores, pero no se sabía que cumplían una función antitumoral en células normales alrededor de los tumores”, dice a este diario.

El primer hallazgo fue que, al inactivar los genes YAP y TAP en las células normales cercanas al tumor, estos crecían fuera de control. “Ello implicaba que el hígado naturalmente restringía el crecimiento tumoral, pero obviamente como son células de cáncer eventualmente crecen y les ganan la batalla al órgano normal”, describe.

En esta primera fase concluyeron que el hígado posee un mecanismo natural de lucha contra el cáncer y que puede ser hiperactivado para inducir la eliminación de tumores hepáticos. Ahora investigan si esto ocurre en otros órganos.

Se pensaba que estos genes eran importantes para el crecimiento del tumor solamente. “El descubrimiento muestra que al inhibir la actividad de estos genes, no solo mata el tumor, sino que puede potenciar un crecimiento más agresivo. La estrategia sugerida es estimular la actividad de YAP y TAZ para provocar su eliminación”.

El futuro de esta investigación es la promesa de dejar a un lado las terapias invasivas y reemplazarlas. (I)

Datos
Afectación del cáncer
Según estimaciones de la ONU, 8.8 millones de personas mueren por cáncer cada año, de ellas al menos unas 788.000 debido a cáncer hepático.

Cifras en Ecuador
Ecuador muestra una incidencia de cáncer de 157,2 casos por 100.000 habitantes, según la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (IARC).

Tipos de cánceres de hígado
Carcinoma hepatocelular; colangiocarcinoma intrahepático; angiosarcoma y hemangiosarcoma hepatoblastoma, y el metastásico. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/6/descubrimiento-cancer-hepatico

Share.

About Author

Comments are closed.