Destacan que este trabajo es sacrificado y muy riesgoso porque sacan a luz actos muchas veces oscuros. 

A propósito del Día del Periodista ecuatoriano, que se celebró el pasado 5 de enero, en honor al aparecimiento del primer periódico ‘Primicias de la cultura de Quito, fundado por Eugenio Espejo, justo un 5 de enero de 1792, los integrantes del Consejo Editorial Estudiantil de Diario La Hora califican el accionar de este profesional del país, particularmente de Loja, como importante, en vista que su trabajo está orientado a satisfacer las necesidades de la comunidad.

Atento a los acontecimientos

La estudiante Judith Anahí Angamarca, delegada de la Unidad Educativa Adolfo Valarezo, dice que el trabajo de un periodista, aparte de informar a la ciudadanía, radica en estar atento a los acontecimientos que suceden en una localidad.

“Su trabajo es muy complicado, afronta tiempos difíciles y pasa hasta malos momentos, así como incomoda al poder”, dice, al tiempo manifiesta que el periodista lucha contra la corrupción, se enfrenta a la política que es su primer enemigo y se interesa por los aspectos sociales, económicos, religiosos, entre otros.

Para  José Alejandro Guayanay, de la Unidad Educativa Ateneo, el periodista enseña una realidad que suele esconderse en el silencio del engranaje social. “Esto lo convierte en el defensor perdurable del libre  pensamiento del ser humano, siendo por esencia un portavoz del pueblo, aquel ente que se  mantiene arbitrario en el aspecto político y centrado en el contexto social”.

Betty Aguirre, del ‘Eugenio Espejo’, dice, en cambio, que gracias a estos profesionales la sociedad en general puede acceder a una información de calidad. “Su valor en la sociedad es muy importante, pues dependemos de ellos para obtener información local y mundial. Aprendamos a darles valor a estas maravillosas personas y agradezcamos su trabajo”.

En criterio de Daniela Nicole Cueva Jiménez, del Colegio de Bachillerato Particular Miguel Ángel Suárez, el periodista se caracteriza por ser valiente, dado que no tiene miedo a nada “y no teme a las consecuencias de sus actos e impulsa la verdad, ante todo. Un periodista es la voz del pueblo, ya que busca demostrar cómo en realidad funciona el mundo”.

Un aporte a la democracia

Emily Lizbeth Lozano Quezada, representante de la Unidad Educativa Pío Jaramillo Alvarado, expresa que la presencia de un periodista es indispensable siempre, más si éste es imparcial.

“Un periodista aporta a la democracia en un país, pero lamentablemente es una riesgosa profesión ya que llegan a poner en riesgo su vida, pues muchas personas desean evitar que cierta información no salga a la luz”, manifiesta la joven.

En este mismo contexto, la alumna del Colegio Beatriz Cueva de Ayora, María de los Ángeles Cango Dávila, precisa que el trabajo que realiza un periodista debe ser reconocido, ya que “no cualquiera puede cumplir tan sublime papel, transmitiendo cada día nuestra historia, realizando su magnífica labor, entonces, ¿por qué no admirar a este profesional?”.

Es hora de festejar como debe ser el Día del Periodista ecuatoriano cada 5 de enero. Así lo expresa Santiago Benítez Rodríguez, de la Unidad Educativa Lauro Guerrero, porque es, precisamente, en conmemoración al aparecimiento del primer rotativo: ‘Primicias de la cultura de Quito’, de mano del connotado Eugenio Espejo.

“En la actualidad, la labor del periodista no es debidamente reconocida”, comenta el joven estudiante, al tiempo señala que es una profesión que demanda sumo cuidado y concentración, principalmente si la finalidad de quien ejerce el periodismo es luchar por la vigencia y fortalecimiento de la democracia y la libertad de un pueblo.

“Ante el camino incierto que se transita, el periodista es aquella luz que guía, que invita al lector a resolver y a conocer la verdad y lo trascendental en tantos campos, desde lo deportivo a lo académico, desde lo social a lo político”, opina la presidenta del Consejo Editorial Estudiantil de Diario La Hora y alumna del Colegio Antonio Peña Celi, Doménica Solano, y acota  que “Dios guarde tan loable profesión que tanto bien comparte a la comunidad”.

Caminar por nuevas sendas

La labor de los periodistas, en criterio de Ángel Paúl Tenezaca Solano, de la Unidad Educativa Fiscomisional La Dolorosa, es importante porque permite a la ciudadanía caminar por nuevas sendas de información, reflexión y criterio.

“El periodismo forma la opinión pública de un país, sin él no existirían bases ideológicas y las personas no podrían superarse. El periodista es formador, guía e inspirador”, puntualiza Ángel Paúl Tenezaca Solano.

Saray Yanahy González Muñoz, del Colegio de Bachillerato Beatriz Cueva de Ayora, señala que hacer periodismo no es entregar un simple hecho noticioso, sino que demanda un trabajo a fondo para encontrar la verdad oculta, aplicando una correcta metodología de investigación.

La integrante del Consejo Editorial Estudiantil se refiere a la persona que hace periodismo de investigación, sobre la base de sus propias estrategias y que para ello aplica sus conocimientos, a fin de revelar los problemas que tiene una comunidad, yendo al lugar mismo donde se da el hecho.

El Día del Periodista ecuatoriano, a decir de  Andrés David Sandoya Zapata, delegado de la Unidad Educativa del Milenio Bernardo Valdivieso, está dedicado a las personas que cumplen la tarea de acoger, ordenar y difundir los hechos de interés, es decir, “aquellos cuya convicción convierte su trabajo en pasión  y que, a pesar de las adversidades, cumplen cabalmente su rol”.

El eco de las letras

“El eco de las letras trasciende el 5 de enero de 1792 con el primer periódico ecuatoriano ‘Primicias de la cultura de Quito’ para loar al Día del Periodista, herencia del precursor y prócer de la independencia,  Eugenio de Santa Cruz y Espejo…”, dice, por su parte, Dayanna Morillo, del Liceo de Loja.

La alumna del ‘Liceo’ agrega que el espacio comunicativo de un periodista tiende a atribuirse en el salvaguardar la libertad de testimonio, en la defensa de su pueblo y en la denuncia a la corruptela, desafiando las prerrogativas despóticas. (JPP)

Educar, informar y entretener

Kamiry Soto, Unidad Educativa San Francisco de Asís

El gran compromiso del  periodismo es educar, informar y entretener, lo cual ha sido la inspiración para que las personas se interesaran por la comunicación.

La labor del periodista es muy importante  porque  informa lo que pasa en nuestro medio. Todos estamos llamados a ejercer esta actividad porque tenemos la capacidad de informar con la veracidad del caso.

Un sacrificado trabajo

Nerea Cecibel Pinzón Prado, de la Unidad Educativa Fiscomisional La Inmaculada

¿Qué sería de nosotros sin esos enigmáticos, alegres y nobles personajes, que nos informan, entretienen y enseñan las 24 horas de los sietes días de la semana? Esa es una pregunta que deberíamos hacernos a diario para así aprender a valorar el sacrificado trabajo del valioso periodista.

El periodismo en la actualidad corresponde a la responsabilidad de dar el pase a los ciudadanos a ser escuchados y comprendidos”

Es un trabajo que se constituye en la libre expresión, el valor para alzar la voz y la moral para informar con integridad”

Ser comunicador es ser portavoz e intermediario de una constante lucha para velar por la libertad, la justicia y el respeto a los derechos humanos”,

María Paula Coronel Romero

Colegio Cordillera

Callar cuando se debe hablar sería como traicionar”,

José Coronel Illescas

radiodifusor lojano (+)

Historia

Día del periodista

El 7 de agosto de 1992, el Congreso Nacional dictó el acuerdo por el que se declara al 5 de enero como el Día del Periodista ecuatoriano.

La fecha es en honor al precursor y prócer de la independencia, Eugenio de Santa Cruz y Espejo.

El periódico ‘Primicias de la cultura de Quito’ fue fundado el 5 de enero del 1792. Fue mentalizado por Espejo.

FUENTE: https://lahora.com.ec/loja/noticia/1102214777/estudiantes-lojanos-destacan-la-labor-del-periodista-ecuatoriano

[email protected]