Este miércoles 17 de noviembre, la Fiscalía General del Estado informó a través de su cuenta de twitter que el número de personas privadas de libertad que fueron asesinadas en la masacre del pasado viernes 12 y sábado 13 de noviembre, son en total 62 y no 68 como se había dicho en un principio, esto,  “debido al estado de las piezas anatómicas halladas” dice un comunicado.

Aseguran que 48 cuerpos ya fueron identificados y quedan 14 por identificar. 43 cuerpos ya fueron entregados a sus familiares.

Por otro lado, el director encargado del SNAIFausto Cobo, aseguró que pese a las acciones adoptadas, en las que se desplegaron mil uniformados, aún no se tiene el control absoluto de la Penitenciaría.

«Estaba el control del ‘corredor de la muerte’, sobre el tumbado de los pabellones. Está el control del perímetros interno. Falta tomar el control de los pabellones, en la madrugada se sacó, de uno de los pabellones, a 3 de los PPLS que estaban secuestrados», afirmó.

En una de sus intervencions también detalló que «hay que reclasificar a los violentos y llevarlos a cárceles donde no puedan realizar lo que están haciendo». Dijo que se prepara la estructura denominada La Roca, en donde alcanzarían unos 100 PPL.

Pero los más violentos no serían los único reubicados; en un comunicado, La Secretaría de Derechos Humanos  y la Subsecretaría de Diversidades detallaron las acciones que se han tomado respecto a las personas de la población LGBTI+ entre ellas está constatar el respeto a sus derechos una vez que se dé seguridad a funcionarios que puedan ingresar para el efecto. Además, aseguran que luego de tener una lista de las personas pertenecientes a la población LGBTI+ se analizará su reubicación para precautelar su seguridad.

Share.

Leave A Reply

dieciocho − 17 =