Los vehículos no pueden circular en tiempos de lluvias. Unidades de cooperativas se destruyen por mal estado de las vías.

La vía Sauces-Jimbilla, en la parte norte de la ciudad, se encuentra intransitable para la circulación vehicular, debido a los daños ocasionados por la presencia de las últimas lluvias caídas en la ciudad. Existe el ofrecimiento del Gobierno Provincial de Loja (GPL) para colocar carpeta asfáltica, pero hasta la fecha no ha sido intervenida, incluso, ni maquinaria para limpieza de deslaves ha llegado a tiempo, según moradores.

Vía en lamentable estado

Huecos y deslaves en todo el tramo es lo que existen ahora en los 27 kilómetros de vía, tras las últimas lluvias. Cuando llueve, ante la presencia de tierra y lodo que se desprende de la parte alta, los vehículos pequeños no pueden circular, igual ocurre con el transporte pesado, como las unidades de buses interparroquiales que prestan el servicio público hasta Jimbilla y San Lucas. Se registran vehículos deteriorados, otros que se han quedado atascados en el lodo y no han podido llegar con las rutas.

Miguel Valencia, presidente de la Compañía de Transporte Vinoyacu, manifestó que la vía actualmente está en malas condiciones y no solo hasta Jimbilla, sino hasta San Lucas y sus barrios. La presencia de las autoridades para limpiar los deslaves es nula, como transportistas, la semana anterior, pagaron una máquina para limpiar la tierra y habilitar la vía, ya que la gente pedía el servicio de transporte, tanto hacia la ciudad de Loja como a la parroquia. “Llegó una máquina del MTOP, al igual que una del GPL, pero no han trabajado ni han solucionado el problema”, dijo.

Servicio paralizado

En días anteriores, el servicio de buses estuvo paralizado cerca de ocho días, porque no había paso. “Actualmente, estamos llegando con dificultades, hay sectores donde no se ha podido llegar, ya que los problemas más críticos se han presentado en Masaca, El Chirimoyo, entre otros. De los 13 socios de la compañía, todos han sufrido daños en los vehículos, tanto en los amortiguadores, sistema de suspensión, mascarillas, neumáticos y más”, contó Valencia.

Pedido

Carmen Jarro, presidenta de la parroquia Jimbilla, agregó que el invierno este mes ha golpeado fuertemente, por lo que hicieron las gestiones al GPL, pero no han tenido respuesta oportuna. Desde marzo, cuando empezó el invierno, la vía está intransitable, no hay mantenimiento integral, solo han limpiado deslaves y nada más desde Sauces a Solamar.

“Aquí, la Vinoyacu ha hecho su trabajo alquilando maquinaria, pero no es suficiente. El GPL ha dicho que arreglará la arteria desde San Lucas. Desde la Prefectura hay poco apoyo, hay partes donde la mesa de la calzada está por caer y no hacen nada, tampoco hay una socialización de cuándo nos asfaltarán la vía”, relató.

¿Y los 16 millones?

El prefecto de la provincia, Rafael Dávila, en entrevista anterior con LA HORA, anunció que el presidente Guillermo Lasso, en su llegada a Loja, otorgó $16.700.000 para hacer obras de vialidad. En abril ofertó asfaltar la vía antigua a Cuenca, desde el tramo Sauces Norte-Solamar y Jimbilla. Descartó que los 16 millones sean para mantenimiento de arterias, únicamente serán para cinco vías, pero todavía no inician las obras.

 

TOME NOTA

Mal estado de la vía Loja-Jimbilla preocupa a ciudadanos, quienes no pueden circular hasta la parroquia.

Fuente: https://www.lahora.com.ec/loja/jimbilla-espera-asfaltado-vias/

Share.

Leave A Reply

diecinueve − 1 =