La situación monetaria de Argentina volvió a complicarse con un aumento del 17% del peso frente al dólar durante la tarde y noche del lunes 4 de julio de 2022. Durante ese día, la cotización del peso con respecto al dólar se mantuvo entre los 260 y 280 pesos en la ronda informal, en medio de una situación de incertidumbre marcada por la renuncia de Martín Guzmán, ministro de Economía, tras las tensiones en los mercados.

La volatilidad del peso ha provocado una serie de preocupaciones por la posibilidad de que esta semana rebase los 300 pesos por dólar y se produzca una recesión en el país sudamericano. Según informó el portal argentino Infobae, el disparo en el precio de divisas  «obedeció a las crecientes dudas de los agentes financieros por la magnitud de la crisis que puede dispararse si el Gobierno no reorganiza rápido su política económica».

Es el mayor aumento del precio del dólar desde el 26 de diciembre de 2019, cuando la cotización de la moneda aumentó un 30%.

El Banco Central de Argentina empezó a tomar medidas, como la venta de bonos por cerca de USD 100 millones para calmar el flujo inflacionario. La nueva ministra de Economía, Silvina Batakis aseguró que tomará medidas inmediatas para frenar la especulación y calmar a los mercados internacionales.

Share.

Leave A Reply

12 + catorce =