Producción petrolera se redujo 12,5% entre enero y septiembre

0

La producción petrolera local registra una caída del 12,5% en los nueve meses del 2020, con relación al mismo período del año previo. En promedio son alrededor de 67 000 barriles diarios los que se han dejado de explotar en este lapso.

Aunque las cifras del Banco Central del Ecuador (BCE) y de la Agencia de Regulación y Control de Energía muestran que existe una recuperación progresiva de la producción, esta se encuentra por debajo de los niveles de antes de la pandemia e incluso de aquellos alcanzados en los últimos seis años.

Durante los primeros nueve meses de este 2020, Ecuador ha bombeado en promedio 468 000 barriles de crudo por día, mientras que en el mismo período de los cinco años anteriores la producción petrolera diaria superaba los 518 000 barriles por día.

La declinación de la actividad petrolera en este año responde a la pandemia de covid-19, que empezó en marzo pasado; a la rotura de los oleoductos, que se produjo a inicios de abril; y al recorte del presupuesto de la petrolera estatal Petroamazonas.

La declaración de la emergencia sanitaria por el coronavirus, que se realizó a mediados de marzo, por ejemplo, obligó a que se redujera la presencia del personal en los bloques claves como el 43-ITT (Ishpingo, Tambococha y Tiputini) para evitar contagios en la zona, refirió Fernando Santos, asesor del Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables.

Esto ha incido en el desarrollo del campo Ishpingo, el último del bloque 43 ITT. El Gobierno actual esperaba contar con alrededor de 15 000 barriles de crudo adicionales por día de esta área en el último trimestre de este año, pero esto aún no ha ocurrido.

Actualmente, el bloque 43-ITT aporta con 59 684 barriles al día, según reportes de Petroamazonas del 23 de octubre. Esta cifra es menor a la de inicios de año (67 000 barriles).

El campo Sacha, que es operado por Petroamazonas, registra también una caída en su producción. De alrededor de 75 000 barriles, que se explotaban inicialmente, ahora aporta con 69 708 barriles.

En total, Petroamazonas-que contribuye con el 80% de la producción nacional– ha reducido su bombeo en casi 20 000 barriles por día, reconoció René Ortiz, ministro de Energía, en una entrevista radial a mediados de este mes. “Se trata de una cantidad enorme”.

Estas pérdidas se explican, según esta Cartera de Estado, porque el presupuesto de Petroamazonas se redujo en USD 600 millones. Pasó de 3 200 millones a 2 600 millones.

Además, la rotura del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), que se produjo en abril pasado por la erosión regresiva del río Coca, limitó el transporte de petróleo a través de estas tuberías, desde el Oriente hasta el puerto de Balao, en Esmeraldas. Esto provocó que en ese mes se hundiera la producción.

Luego se han realizado también otras suspensiones temporales en el transporte de crudo, para que la firma estatal Petroecuador construya tres variantes de esta tubería, con el objetivo de precautelar esta infraestructura.

Por esto, el transporte de crudo por el SOTE, entre enero y septiembre, se redujo en un 12,5% con respecto al 2019, según el Informe Estadístico Mensual de Petroecuador.

Ante este escenario, Santos estima que a fines de este año la producción petrolera nacional promedio se ubicará en 480 000 barriles por día. Inicialmente, la meta del Gobierno era llegar a los 542 000.

Por estos resultados -que han coincidido con una baja del precio del crudo-, Walter Spurrier, director de Análisis Semanal, mencionó que Ecuador tendrá menos ingresos por esta actividad y, a la vez, se pone en riesgo el financiamiento de USD 1 400 millones que se gestiona con China. Esta operación está atada a la venta de 50 millones de barriles.

“Si sigue declinando la producción, el país no estará en condiciones de tener los 50 millones de barriles y no podrá acceder al crédito chino. Esto complicará aún más la situación fiscal”, expresó Spurrier.

Según una alta fuente del Ministerio de Energía, en el 2021 se estima que el país cuente apenas con un 3,7% de la producción disponible para nuevas operaciones. Esto equivale a 3,8 millones de barriles de petróleo. El resto se destinará para cumplir con los requerimientos internos y los contratos de venta vigentes.

A fines de este año está previsto que venzan tres de los ocho contratos a largo plazo, que se firmaron con firmas asiáticas (Petrochina, Unipec y Petrotailandia).

Miguel Robalino, analista petrolero, agregó que en lo que queda del actual Gobierno será complicado recuperar la producción hidrocarburífera, porque no se ha logrado atraer nuevas inversiones extranjeras para la exploración o desarrollo de nuevos campos.

Los planes para el desarrollo de Intracampos II y Suroriente, que son parte del portafolio de inversiones del Ministerio de Energía, deberán ser evaluados por el nuevo Régimen, porque se trata de proyectos a largo plazo y existen sectores que se oponen a esta actividad.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:https://www.elcomercio.com/actualidad/reduccion-produccion-petrolera-enero-septiembre.html. 

Share.

About Author

Leave A Reply