Violencia contra la mujer, un problema social que no da tregua

0

La violencia contra la mujer es una pandemia global que ha ocasionado una multitud de manifestaciones en la población con el objetivo de crear conciencia social.

Por celebrarse el día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, dialogamos con Tomás Saritama, Médico responsable de la sala de primera acogida del Hospital Isidro Ayora de Loja. Con 10 años de experiencia en el área de la salud, ha logrado evidenciar en primera persona casos de violencia de género que ocurren en nuestro entorno, así mismo, prioriza acciones que contribuyen a la igualdad social.

El profesional de la salud manifiesta que la palabra violencia tiene un significado muy amplio, sin embargo, la ONU en 1993 la define como todo acto de violencia que pueda conllevar un daño físico, psicológico o sexual. Las amenazas, privación de la libertad, entre otros, también están considerados dentro de este rango.

¿Cuántos tipos de violencia existen?

Existen varios tipos: la física, psicológica y sexual. Sin embargo, en la actualidad también se habla de una violencia ginecobstétrica y patrimonial. Es importante manifestar que, se ha podido identificar un incremento de violencia física y psicológica principalmente.

¿En qué entornos puede originarse?

Según datos estadísticos, 43 de cada 100 mujeres son agredidas en una relación de pareja; 33 de cada 100 sufren violencia pública o social; 20 de cada 100 experimentan violencia familiar y laboral, mientras que 19 de cada 100 son violentadas en entornos educativos. Este panorama permite concluir que la violencia intrafamiliar se encuentra con niveles muy elevados.

Datos estadísticos proporcionados por el INEC 2019, dejan en constancia que 65 de cada 100 mujeres de más de 15 años en Ecuador han vivido algún tipo de violencia. Estas cifras son claves para luchar en conjunto y lograr erradicar en su máximo posible este problema.

¿Qué factores influyen para que se cometa este comportamiento?

Vivimos en una sociedad con valores y costumbres muy arraigadas a nuestra cultura. Este escenario hace que desde pequeños se asignen tareas específicas para las niñas y otras para los niños. Es importante recalcar que, un menor que evidencie violencia en su familia puede adquirir estos comportamientos y posteriormente replicarlos en su entorno o en su futuro hogar.

¿A qué segmento de mujeres afecta con mayor frecuencia?

La mujer con mayor edad fértil se encuentra más afectada debido a que los diferentes aspectos sociales las llevan a enfrentarse a estas situaciones.

La violencia total a nivel nacional es del 64.9%. La violencia urbana está representada por el 65.3% y la rural 72.8%. Así mismo, las mujeres que pertenecen a grupos minoritarios también son violentadas, pero en un menor porcentaje.

¿Qué consecuencias origina?

La persona que sufre algún tipo de violencia, física, psicológica o sexual, puede desencadenar algún tipo de alteración, es decir, embarazos no deseados, problemas mentales, depresión, entre otras patologías.

¿Cómo identificar a un posible agresor?

Se puede identificar cuando una mujer reciba gritos, insultos o incluso cuando su pareja le levanta la mano. Estos son indicios claves que nos ayudan a identificar a un posible agresor, por lo que es importante que la mujer adquiera medidas preventivas de forma inmediata.

¿Las leyes de Ecuador protegen a la mujer de forma absoluta?

Se lucha para que las leyes protejan a las mujeres. Estamos en un trabajo constante entre Ministerio de Salud, Fiscalía y Judicatura para lograr un adecuado uso de las leyes, sin embargo, el desconocimiento de las personas provoca que los casos de violencia continúen.

¿La pandemia incrementó el número de mujeres violentadas?

Con el confinamiento aumentaron los índices de agresión física y psicológica. El coronavirus trajo consigo una pandemia de violencia, por lo que es fundamental crear conciencia en las personas violentadas para que puedan realizar la denuncia respectiva. Es necesario recalcar que, muchas mujeres no presentan la denuncia por temor a su agresor, sin embargo, es importante que lo hagan.

¿Qué acciones se están tomando en nuestro país para hacerle frente a este problema?

El personal de salud a nivel nacional ha sido capacitado sobre violencia de género, así mismo, se puede hacer una llamada al 171, donde se implementaron la opción 2 para brindar asesoramiento y la opción 6 para atender casos de violencia. Estas acciones ya estaban instauradas, sin embargo, con la pandemia lograron intensificarse.

¿Cree que los productos musicales, cinematográficos y publicitarios promueven este acto?

Vivimos en una sociedad de mucho cambio. La música no adecuada está adaptada a una realidad social que se vive a diario. Los gustos musicales adquiridos por jóvenes y adultos pueden promover actos de violencia.

¿Los piropos se consideran una forma de violencia?

La falta de respeto hacia la mujer viene desde los hogares. Esta situación provoca que los piropos sean normales en una sociedad acelerada, sin embargo, esto no debería considerarse así, debido a que constituye un tipo de violencia cuando los piropos agreden en cierta forma a la mujer.

¿Cómo concienciar a la población para erradicar este problema?

Se puede lograr mediante políticas de promoción y prevención. La violencia de género es una crisis que afecta a nivel mundial, por lo que debemos crear pautas para llegar a la sensibilización de cada persona, y así, tratar de construir un mundo mejor.

¿Quiénes son los responsables de atender estos actos de violencia?

Como entidad pública, somos los responsables de brindar una atención adecuada a las personas víctimas de violencia. Contamos con el apoyo integral de la Fiscalía, la Judicatura, entre otros organismos con la finalidad de brindar una atención de calidad y justa para las personas, y de esta manera, alcanzar el goce efectivo de sus derechos.

¿Qué servicios de atención se presta a las víctimas de violencia?

Como Ministerio de Salud se han creado 15 salas de acogida a nivel nacional, por lo que en nuestra ciudad contamos con una de estas salas para atender víctimas de violencia de género, además, como Ministerio disponemos de una normativa que permite una adecuada identificación, notificación, manejo y seguimiento de la persona agredida.

Trabajamos en conjunto con el Departamento de Psicología para lograr que la víctima reciba una atención íntegra, así mismo, en caso de requerir la ayuda de otros departamentos se lo hace inmediatamente con la finalidad de conseguir buenos resultados.

En el área de emergencia atendemos ilimitadamente, mientras que, en el área de primera acogida, encargada de recibir a personas con violencia de género, atendemos de 08:00 a 16:00.

TOME NOTA

Es importante concienciar a las mujeres violentadas para que se atrevan a realizar la denuncia respectiva, y de esta manera, puedan gozar de sus derechos.

EL DATO

La violencia urbana está representada por el 65.3% y la rural por un 72.8%, cifras realmente alarmantes.

Fuente: https://lahora.com.ec/loja/noticia/1102333867/violencia-contra-la-mujer-un-problema-social-que-no-da-tregua

Share.

About Author

Leave A Reply