Las rencillas internas en el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) afloraron luego del paro nacional, convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). En los últimos ocho días cobraron fuerza las confrontaciones por la designación de Arturo Ugsha, como candidato a la Prefectura de Cotopaxi, por el Movimiento Pachakutik (PK).

Ugsha fue elegido en las primarias efectuadas el 28 de mayo pasado, en las que participaron 2 132 delegados de las organizaciones de segundo grado de los siete cantones de la provincia. Pero con el paro nacional de 18 días, la designación quedó en suspenso. Asimismo, fue interrumpida por la denuncia efectuada por Lourdes Tibán, dirigente de la Unión de Organizaciones Indígenas y Campesinas de Panzaleo, quien también terció junto con Olmedo Iza en los comicios internos de mayo pasado. Ella solicitó que se respete la transitoria cuarta del reglamento Interno del Consejo Político Nacional de Pachakutik, para las primarias. En ese documento se establece que cuando en la terna de precandidatos hay una mujer, las elecciones primarias no se deben realizar y más bien se designa a la precandidata. De esta forma se cumpliría con el 30% de participación de las mujeres en las listas de partidos y movimientos.

En la impugnación de Tibán también se denunció presuntas irregularidades en las votaciones. La dirigente señaló que horas antes del proceso, el Tribunal Electoral de Pachakutik empadronó a 200 delegados de las comunidades de Sigchos y La Esperanza; estos no podían participar porque no estaban activos en el MICC.

La proclamación de los resultados, en espera

Sin embargo, el presidente del Tribunal Electoral de Pachakutik de Cotopaxi, Wilmer Umajinga, defendió el proceso e informó que se aplicó el reglamento del Consejo Político Nacional del movimiento. De esta forma se desarrollaron las elecciones primarias dentro del plazo establecido por el Consejo Nacional Electoral (CNE), argumentó. “Nadie elige amigos o pone a los candidatos por caprichos; esa fue la voluntad expresada por 2 132 personas que sufragaron. Eso es democracia y debe respetarse. No podemos dividirnos en el movimiento y dar ventaja a los otros contendores”.
Según Umajinga, antes de las elecciones los tres candidatos acordaron participar en las primarias por votación y por eso el proceso fue legal. Anunció que la promulgación de los resultados y la ratificación de la candidatura se cumplirá el 30 de julio.

Sin embargo, el prefecto de Cotopaxi y miembro del Comité Ejecutivo Provincial de Pachakutik, Jorge Guamán, dijo que el lunes se reunió el Comité integrado por 12 miembros y decidió hacer elecciones primarias el 5 de agosto. “Es el único camino para llegar a consensos. Si bien hubo las primarias, pero sin la aprobación del Comité Ejecutivo, ni del Consejo Electoral ni del Consejo Provincial Electoral. Tenemos que cumplir el calendario electoral para poder inscribir a los candidatos”.

Explicó que para las elecciones del 5 de agosto los candidatos a prefecto deben inscribir binomios y no candidaturas unipersonales.

Golpe a la unidad del movimiento

Andrés Ayala, presidente del MICC, dijo que un hecho político y los intereses de una persona no pueden afectar la unidad de las bases del movimiento indígena.

El candidato Arturo Ugsha cree que el proceso fue legal y pidió respeto a la decisión colectiva de las organizaciones. “Gané limpiamente en la cancha y ahora se quiere entrar por la ventana. Debe respetarse la voluntad de las organizaciones de los siete cantones de Cotopaxi. No hay otra candidata o candidato, estoy firme”.

Fuente: https://www.elcomercio.com/actualidad/politica/pugna-precandidatos-pachakutik-conaie-gobierno.html

Share.

Leave A Reply

nueve − uno =